El vicepresidente de la República, Alfredo Borrero, y el ministro de Salud, José Ruales, constataron el funcionamiento del plan piloto del servicio de telemedicina entre el Hospital General Monte Sinaí (HGMS) de Guayaquil y el Centro de Salud Puerto Villamil, ubicado en el cantón Isabela, provincia de Galápagos.

Desde el archipiélago, el segundo mandatario realizó el acompañamiento de pacientes agendados en la especialidad de medicina interna. Por su parte, el ministro Ruales supervisó en Guayaquil la operatividad de los equipos tecnológicos, que gracias a sus dispositivos de telemonitorización permitieron examinar a los pacientes simulando un entorno tradicional, detalló el Ministerio de Salud (MSP).

Ruales explicó que la nueva modalidad de prestación de servicio de telemedicina garantizará a la población el acceso a servicios de salud en lugares remotos y reducirá las listas de espera. Actualmente, este servicio se encuentra implementado en cinco establecimientos de salud a nivel nacional.

Publicidad

“En compañía de un médico general, el paciente acude a la cita en el centro de salud. Gracias a la tecnología, el especialista puede ver y escuchar, en tiempo real, cualquier tipo de examen o la toma de algún signo vital. Tenemos un equipo de oftalmología para mirar el fondo de ojo y una cámara de alta resolución para observar afectaciones en la piel para los casos dermatológicos”, informó el ministro.

El servicio que comenzó en el Hospital Monte Sinaí beneficiará a alrededor de 3.000 habitantes de la isla, quienes podrán recibir atención telemática en las especialidades de medicina interna, psiquiatría, dermatología y endocrinología. Al final de la consulta, el especialista determinará si el paciente necesita citas subsecuentes y emitirá una receta electrónica que será entregada en el centro de salud del archipiélago de Galápagos.

La historia clínica de los pacientes se registrará tanto en el establecimiento de salud como en el hospital. Ambas entidades sanitarias garantizarán la privacidad y confidencialidad de los datos del paciente. En este contexto, las consultas no podrán ser grabadas en ningún sentido, detalla el MSP. (I)