NOTICIAS

Publicidad

El policía Freddi Bonilla fue asesinado la noche del lunes.

Publicidad

El féretro con el cadáver de Freddi Bonilla Ferrín, agente investigador de la Dinapen, arribó al comando Subzona Esmeraldas al mediodía de este martes 14.

En esta unidad policial se levantó la capilla ardiente, luego que el cadáver lo trajeron del centro forense.

Bonilla fue asesinado a cinco cuadras de su vivienda en momentos que se movilizaba en una motocicleta, la noche del lunes reciente.

Publicidad

Tres sujetos, uno menor de edad, serían los sospechosos del hecho violento que quedó grabado en cámaras de videovigilancia.

Emboscaron a policía para robarle la moto y lo mataron con su arma de dotación, en Esmeraldas

Una cámara registró el incidente a eso de las 21:00, en una calle entre los barios Tiwintza y 50 Casas, sector sur, confirmó Hólger Cortez, comandante de la Subzona Esmeraldas.

Hasta este mediodía no había arrestos de sospechosos. Solo se recuperó la moto en un sector cercano del crimen.

Publicidad

“Es una pérdida valiosa para su familia, la comunidad e institución policial, y no quedará en la impunidad”, enfatizó en el acto religioso.

El robo de la motocicleta y su arma de dotación o asesinato premeditado son las hipótesis que se investigan en este caso, refirió Diego Velasteguí, subrogante del comando de la Subzona Esmeraldas.

Publicidad

Los tentáculos de la mafia albanesa vuelven a estar en la mira en Ecuador

El sargento segundo Bonilla Ferrín, oriundo de la provincia de Esmeraldas, tenía 41 años, 18 de estos en la Policía.

Era agente investigador de la Dinapen y estaba a cargo de la capacitación en unidades educativas y en los barrios.

Tiene tres hijos, de 16, 12 y 9 años. El velatorio se efectuará en su domicilio en Tiwintza y el sepelio, este miércoles 15.

Mariana comentó que lo conocía por su apoyo en los barrios con el proyecto “Yo vivo sin violencia”.

Publicidad

Adrián Castillo, párroco que celebró el servicio religioso, comentó su contribución con programas juveniles con la iglesia católica.

Raúl Arauz, de Aldeas Infantiles, recordó la prevención que estaban realizando con jóvenes estudiantes de este programa, que intentaban reclutarlos grupos delincuenciales.

Jonathan Estupiñán, del programa lúdico Paquito, recuerda los murales que pintaron en La Propicia, con mensajes contra la violencia.

Marco Girón, jefe político, dijo que se realizará lo necesario para recuperar la seguridad en Esmeraldas. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad