NOTICIAS

Publicidad

Arcsa alerta de que no se pueden comercializar medicinas de un laboratorio

Esta decisión la tomó la entidad de control debido a que los registros sanitarios de sus fármacos se encuentran suspendidos.

Arcsa comunicó que las medicinas fabricadas por una empresa farmacéutica tienen los registros sanitarios suspendidos. Foto: Archivo

Publicidad

La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) informó a través de sus redes sociales que la compañía Ginsberg Ecuador S. A. no podrá producir, distribuir ni comercializar ninguna medicina de su catálago farmacéutico.

Esta resolución fue tomada por la entidad de control debido a que todos los registros sanitarios de sus fármacos se encuentran suspendidos.

La empresa quiteña, creada en 2006 y que hasta el 2020 contaba con un capital de $ 3,6 millones, habría incumplido el artículo 40 del Reglamento de Registro Sanitario para Medicamentos en General, que establece el control de calidad posregistro de los fármacos.

Publicidad

La firma debía entregar a Arcsa, según la normativa, los patrones de referencia de las medicinas con sus certificados de análisis —en donde se incluyen, por ejemplo, condiciones de almacenamiento, temperatura y humedad— en un plazo de siete días, si son de fabricación nacional, y de hasta 60 días para los medicamentos de producción extranjera.

Arcsa solicita el apoyo de la comunidad para detectar la venta de medicamentos de este laboratorio. Las alertas se las recibirá a través de la aplicación Arcsa Móvil, que puede ser instalada en los celulares de forma gratuita por Play Store y Apple Store.

Ante esta comunicación, usuarios pidieron a la entidad que se publiquen los nombres de los fármacos para identificarlos. Algunos de ellos son ácido fólico, alprazolam, dextrosa en agua, darunavir, lopinavir + ritonavir, midazolam, mometasona, morfina, oxicodona, peróxido de benzoilo, trolamina, entre otros, según un listado de medicamentos de Arcsa que data del 2016.

Publicidad

Otros ecuatorianos pidieron controlar las ventas informales de medicinas sin registros sanitarios. “Hay algunos que funcionan sin permisos y ocultos”, criticó Teresa Morán en su cuenta de Twitter.

En 2018, Arcsa suspendió provisionalmente el registro sanitario del fármaco Limerichis Plus, producido por esta compañía, por incumplir “normativa vigente y análisis de laboratorio del medicamento”. (I)

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad