La Agencia Nacional de Tránsito (ANT) trabaja en el diagnóstico y en los términos de referencia para una alianza público-privada de tecnología de punta para la entrega de licencias de conducir. Para ello, cuenta con una propuesta israelí y otras tres latinoamericanas.

Así lo reveló el director ejecutivo de la ANT, Adrián Castro, quien considera que el país debe contar con un sistema robusto, pues el actual fue adquirido en el 2012 y ha provocado una serie de inconvenientes, como la detección de mecanismos fraudulentos que han generado la emisión de unas 85.000 licencias falsas a nivel nacional.

ANT extiende vigencia de licencias de conducir caducadas hasta ‘nueva orden’

Según Castro, se tiene que ir hacia una renovación del sistema y al momento hay interés de cuatro proveedores internacionales, entre ellos un israelí, uno de Centroamérica, uno de Colombia y otro de Brasil. Lo más responsable para el país, añadió, es adquirir un sistema que esté funcionando y no algo que se venga a probar o desarrollar recién en Ecuador como sucedió en 2012.

Está establecida una hoja de ruta para esa adquisición y para ello se optará por la alianza público-privada, dijo Castro, debido a que esa clase de sistemas supera los $ 70 millones y la ANT tiene un presupuesto de apenas $ 19 millones, que cubre gran parte del gasto corriente y gastos de inversión; por lo tanto, es imposible cubrir como país la nueva tecnología.

Publicidad

Esta contratación será parte de los hitos de la nueva administración de la ANT, afirmó Castro, y el reto de los municipios, en adelante, es adquirir sistemas informáticos que tengan interconectividad con el sistema nacional.

Retiro de licencias

El director ejecutivo de la ANT reveló que la semana anterior se anularon 49.000 especies de licencias de conducir y que en el 2021 la cifra se ubicó en 35.000; y para la próxima semana se espera anular unas 7.000 licencias más.

La autoridad de la Agencia Nacional de Tránsito contó que se han detectado otros mecanismos de obtención fraudulenta de licencias y que se ha notificado a los entes de control para el retiro de circulación de las especies adulteradas.

Indicó que no solo se está detectando este fraude a través de redes de venta de licencias, sino que se está otorgando una mayor oferta de cursos de conducción a las personas a través de las escuelas y se quitaron muchos obstáculos. Si bien en el 2021 se anularon 35.000 licencias, en ese mismo año hubo cerca de 37.000 personas que obtuvieron su licencia de modo regular.

Publicidad

La ANT hizo una inversión de $ 1,8 millones en diciembre de 2021, para mejorar la seguridad del sistema sobre la data actual, y se ha eliminado una gran cantidad de usuarios que no estaban autorizados dentro del sistema; pese a ello, aún a la ANT le preocupa el manejo que ciertos municipios hacen al sistema nacional.

Descentralización para entrega de placas

La actual administración de la Agencia Nacional de Tránsito está empeñada en concluir en el primer semestre del año con la entrega de las placas de los automotores que tiene un retraso de cuatro años. Y partir de ello, arrancar con el proceso de descentralización a nivel de los municipios.

El director ejecutivo de la ANT, Adrián Castro, anuncia que en el primer semestre del año 2022 terminará la entrega de placas rezagadas.

Adrián Castro reveló que a marzo de 2022 se entregaron 47.384 placas en las ciudades de Guayaquil, Quito y Cuenca; que para el caso de Guayaquil resta por entregar 7.507 placas, con lo cual se habría cubierto el 100 % de lo que estaba pendiente a 31 de diciembre de 2021. Para el caso de Quito se entregarán 13.088 placas hasta fines de abril y quedaría pendiente un 27 %.

En Guayaquil empieza la entrega de placas rezagadas; la ATM ha dispuesto un cronograma en función del último dígito

Esta entrega masiva de placas, añadió el funcionario, tiene que ser el inicio de la descentralización, donde la ANT espera firmar convenios de delegación con los municipios, que tendrán que proyectar las placas para el año y hacer la adquisición vía Sercop, donde ya hay proveedores catalogados.

Publicidad

En estos convenios, la ANT como ente rector se reservará el control del alfanumérico de las placas a nivel nacional, donde el municipio no podrá modificar numeración ni el diseño de la placa.

Este proceso, según Castro, se iniciará con la entrega de la deuda que tenía la ANT con los municipios en la entrega de las placas, para ello se espera tener en el primer semestre de 2022 los convenios de delegación con las ciudades de Guayaquil, Quito y Cuenca; aunque con Quito se ha suscrito una carta compromiso.

Castro encontró una fábrica desabastecida de placas con una tecnología obsoleta y eso no servía para abastecer al país, lo cual motivó a aplicar un programa de descentralización de entrega de placas.

En el país desde el 2018 no se entregaban placas, eso implicó la entrega de papeles para los parabrisas y que tenían que renovarse cada 90 días, causando molestias a los usuarios.

Publicidad

Se determinó que no había proveedores en el Sercop, por lo que se procedió a realizar una licitación pública nacional y se catalogó a proveedores que oferten placas terminadas. Se adquirieron 330.000 láminas a un costo de $ 1′700.000.

La persona que conduzca un automotor sin placas de identificación o con placas alteradas u ocultas será sancionada con una multa equivalente a $ 127,50 y la reducción de seis puntos en su licencia de conducir.

Las tarifas de las placas las establece la ANT a través de su tarifario de cada año, aunque en 2022 no ha habido incremento. Al momento cuesta $ 23 la placa de vehículo y $ 16 la placa para moto. (I)