El Frente Unitario de Trabajadores (FUT) planteó al Gobierno nacional que se realicen incrementos progresivos de $ 25 al Salario Básico Unificado (SBU) para alcanzar el alza de $ 100 que ofreció el presidente Guillermo Lasso durante la campaña electoral.

El FUT, que agrupa a varios gremios sindicales, presentó su propuesta este 24 de noviembre en una declaración pública, luego que el Consejo Nacional del Trabajo y Salarios (CNTS) no llegó a un acuerdo la tarde del martes en la fijación de la remuneración básica que regirá para el 2022.

Ángel Sánchez, presidente del Frente, explicó que la propuesta es que se incrementen $ 25 en este 2021 y después de seis meses, en el 2022, los siguientes $ 25, y así sucesivamente hasta alcanzar los $ 500. Actualmente el SBU es de $ 400.

La definición del salario básico que regirá en 2022 se dilata

“No nos hemos cerrado, pero creemos que es necesario que se revisen los sueldos de trabajadores que fueron recortados con base en la Ley de Apoyo Humanitario”, exhortó Sánchez.

Publicidad

En el mismo sentido se pronunció Mesías Tatamuez, presidente de la Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Clasistas Unitarias de Trabajadores (Cedocut), quien recordó al jefe de Estado que su propuesta de campaña fue la de incrementar en $ 500 el salario, y que para alcanzarlo debería implementarse su propuesta para que cada seis meses se sumen $ 25.

José Villavicencio, presidente de la Unión General de Trabajadores (UGTE), criticó que después de seis meses de gestión de Lasso no “hay una política laboral”, por lo que al terminar el 2021 “se llega a la misma cantaleta de que las partes no se ponen de acuerdo y quien decide es el Gobierno a través del Ministerio del Trabajo”, dijo.

Aunque el FUT no es parte del Consejo Nacional del Trabajo y Salarios, aclararon que su propuesta se da debido a que la última reunión para discutir esta alza se suspendió el martes último por falta de acuerdos entre las autoridades y delegados del Ministerio del Trabajo, de los empleadores y de los trabajadores.

Al final de la reunión del CNTS, el procurador de la Federación de Trabajadores Públicos y Privados, Cristóbal Buendía, detalló que la propuesta fue de que se suban $ 25 y que cada año se mantenga ese promedio hasta alcanzar los $ 500.

Publicidad

Sin embargo, no hay una resolución definitiva.

La próxima reunión del CNTS se reinstalará tentativamente este 30 de noviembre, para resolver un posible incremento si las partes llegan a un acuerdo.

De lo contrario, será el Ministerio del Trabajo el que tome una definición, la que deberá sustentarse en la inflación proyectada para el próximo año, que se estima en 1,28 %, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). (I)