Una guía metodológica para iniciar el trabajo de la comisión técnica especializada que aborda la focalización de subsidios a los combustibles fue entregada la noche de este 7 de agosto por el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, a la Conferencia Episcopal Ecuatoriana.

Dicha guía metodológica busca facilitar el diálogo y sustentar el trabajo de la comisión técnica. En ella se han definido varios criterios a discutir:

  • Elegibilidad para ser excluido y requisitos o condiciones para ser incluido como beneficiario del subsidio
  • Definir los mecanismos para implementar el sistema de focalización
  • Definir los nombres de los integrantes por parte del Gobierno y sugerir el listado de especialistas que serán invitados.

De acuerdo con los diálogos previos y las opiniones de expertos, el primer punto que tiene que ver con definir a los beneficiarios es muy importante. Se ha dicho que podrían definirse estos criterios por sector (transporte, agrícola), también por quiénes no lo necesitan debido a su condición económica. La idea de focalización, según la entiende el Gobierno, es determinar quiénes sí necesitan el subsidio, es decir las personas más vulnerables y aplicarlas a estas la ayuda. Y que el resto de la ciudadanía deba pagar un precio de mercado. Sin embargo, el sector indígena ha indicado que el subsidio debe ser general, pero focalizar o elegir a quienes no lo necesitan para quitárselo a un sector determinado.

Sobre los mecanismos, hay varias ideas desde tener una tarjeta de cupos, o con una con compensación monetaria. Otra idea es establecer un sistema inteligente que determine el consumo por auto, por placa.

Publicidad

En esta nueva etapa del diálogo sobre la focalización, las mesas estarán conformadas por personas especializadas en los temas.

Hasta el momento, en la mesa de focalización han trabajado activamente el ministro de Transporte y Obras Públicas, Darío Herrera; el ministro de Producción, Julio José Prado; el viceministro de Hidrocarburos del Ministerio de Energía y Minas, Hugo Aguiar; y delegados de Petroecuador, por parte del Gobierno. En cambio, por parte del sector indígena han estado los representantes de la tres organizaciones indígenas: la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin) y el Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicas del Ecuador (Feine), siendo las cabezas visibles Leonidas Iza y Henry Llanes.

En un comunicado oficial el Gobierno indicó que considera que los diálogos son un mecanismo legítimo y democrático para atender las necesidades de los 18 millones de ecuatorianos. Las mesas temáticas continuarán esta semana, con el fin de articular consensos y beneficios a favor de los ecuatorianos.

En Ecuador los subsidios a los combustibles llegarían a costar este año $ 3.345 millones, pues en el país se subsidian las gasolinas extra, ecopaís y el diésel, así como el gas doméstico. Los altos precios del crudo y de los combustibles a nivel internacional hicieron que -a través de un mecanismo de bandas que estaba vigente en el Ecuador- también subieran. Esto generó una protesta social que terminó tras 18 días de paro con un acta de paz en el que el Gobierno y los indígenas se comprometían a discutir un sistema de focalización. El Gobierno se ha comprometido a mantener congelado la gasolina extra y el diésel. (I)