El manejo económico dentro del hogar es de suma importancia. Conocer sobre finanzas personales y el uso de las tarjetas de crédito y débito es relevante para evitar problemas financieros.

Las deudas pueden resultar un problema, no solo para el deudor, ya que puede heredarse a su decendencia. Para estos casos existe el seguro de desgravamen.

“El seguro de desgravamen tiene por objeto pagar, en caso de fallecimiento, la deuda que se mantiene con una entidad financiera, beneficiándose de esta manera los herederos, quienes se verán liberados de la obligación de pago del crédito”, explica la broker Carolina Lamota.

Este tipo de seguro solo es aplicado cuando se tiene una deuda con una entidad financiera y debe ser contrato antes del fallecimiento del deudor.

Publicidad

Lamota indica que en caso de que fallezca el deudor, la familia debe reportar a la entidad financiera y reunir la documentación, la partida de defunción, el saldo adeudado hasta la fecha de la muerte y notificarán a la compañía de seguros para el pago de la cobertura.

La legislación ecuatoriana no hay una norma que obligue a los clientes a la contratación de este seguro, esta es una medida recomendable, puesto que ayuda a proteger financieramente a las familias frente a situaciones imprevistas.

Según el artículo 42 del capítulo VIII de la Ley General de Seguros, las compañías de seguros y reaseguros tienen la obligación de pagar el seguro contratado dentro del plazo de 30 días de presentada la reclamación por parte del asegurado, junto con los documentos determinados en la póliza. (I)