La destrucción de vehículos, bienes y los atentados en los que ha estado en peligro la vida de los ciudadanos, e incluso algunos han salido heridos y hay fallecidos en las últimas horas, abre la interrogante en el país sobre cómo actúan las compañías de seguros y si las coberturas de los seguros sufren alguna modificación ante esta situación que se enmarca dentro de un estado de conflicto armado interno después de que el presidente de la República, Daniel Noboa, firmó el Decreto 111 y declaró al país en ese estado.

¿Cómo toman las compañías de seguros este estado? Fernando Lippke, asesor de seguros personales privados y negocios financieros con diez años de experiencia en el sector, explica que los seguros acatan el estado que indica el Gobierno a través de sus comunicados oficiales y autorizados. Asegura que las coberturas no se modifican más allá de las que indica el contrato, dentro de las cuales hay exclusiones para ciertas circunstancias.

Daniel Noboa declara conflicto armado interno a nivel nacional y ordena a las fuerzas militares neutralizar a grupos

“Cada contrato tiene exclusiones distintas, pero todas son autorizadas por la Intendencia de Seguros”, aclara el experto. Sin embargo, Lippke analiza que bajo esa premisa las compañías analizan si el evento en el que sucede un siniestro es declarado como acto terrorista (u otro excluido) por la autoridad, no habría cobertura.

Publicidad

Explica que si se remite estrictamente a los contratos, no habría cobertura, pero asimismo asegura que muchas compañías aplican sus propias políticas en favor de los asegurados y brindan igual la cobertura pese a que el contrato lo excluye.

Uno de los casos de destrucción de vehículos se dio la madrugada del 9 de enero en Azogues, en la provincia del Cañar, cuando un tráiler que trasladaba vehículos nuevos de la marca Kia y Hyundai hasta Cuenca fue atacado e incendiado. Este Diario consultó a la marca en Ecuador que cuenta que los vehículos “sí estaban asegurados y la empresa de seguros ya aprobó la cobertura del siniestro... lo más importante, no hubo colaboradores afectados”, informa la marca.

Sin embargo, el siniestro ocurrió antes de que el presidente Noboa firmara el Decreto 911.

Publicidad

Ante la situación, Genaro Baldeón, presidente ejecutivo de la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade), rechaza el hecho. “Nuestra solidaridad con Kia Ecuador por los atentados ocurridos que han ocasionado daños materiales en el traslado de vehículos nuevos, a pesar de que la carga iba resguardada”. Asimismo, alerta a las empresas automotrices a tomar precauciones en la movilización de vehículos, bodegas y en los establecimientos comerciales.

¿Hay o no cobertura durante el horario del toque de queda?

El bróker de seguros Roberto Jurado explica qué sucede con las coberturas de las aseguradoras durante un estado de excepción y toque de queda. En Ecuador rige desde el 8 de enero y por 60 días un estado de excepción y un toque de queda que va desde las 23:00 hasta las 05:00.

Publicidad

El experto en seguros advierte que si se llega a tener un siniestro dentro de ese lapso, en el caso de un vehículo, no tendrá cobertura de la compañía aseguradora. “No tendría cobertura por estar infringiendo la ley y estar circulando en un horario no permitido... fuera de este horario la cobertura de un siniestro estaría intacta, sea un choque, daños por la naturaleza, etc.”, explica Jurado en un video que subió a su cuenta de X.

Sobre las coberturas por actos de terrorismo, Jurado recuerda que las compañías de seguros no se han pronunciado oficialmente acerca de la situación actual. No obstante, aclara que las pólizas de seguros no cubren terrorismo, aunque señala que no hay que confundir terrorismo con vandalismo. “Para que ese acto sea considerado como tal (es decir, terrorismo) los ‘terroristas’ tienen que adjudicarse el hecho, mientras que el vandalismo está dentro de las coberturas de las pólizas de vehículos”, afirma Jurado.

En Azogues incendian tráiler que transportaba vehículos nuevos

En el caso de los seguros de vida, Lippke asegura que siempre brindan cobertura. Cubren la muerte por cualquier causa, salvo el suicidio en sus dos primeros años.

No obstante, los impactos de la situación actual se podrían reflejar a futuro con el incremento del costo de las coberturas. “Lamentablemente todo evento que masifica los daños en los bienes y la salud de las personas afecta negativamente en los resultados de las aseguradoras y esto luego se traslada al costo de los mismos”. (I)

Publicidad