Acceder a un crédito es una de las opciones que tienen los clientes del sistema financiero, sin embargo, no todos logran que esa posibilidad se materialice.

Al momento de solicitarlo, las entidades observan varias características que tiene el cliente. Uno de los aspectos que se tiene en cuenta es el historial crediticio que conlleva una puntuación.

El ‘score’ o puntaje se califica sobre 1.000 puntos y define el comportamiento financiero de los usuarios en los últimos 36 meses. Se clasifica de la siguiente manera:

Publicidad

  • De 999 a 911: Excelentes pagadores
  • De 910 a 376: Pagadores con riesgo
  • De 1 a 375: Pagadores morosos

Esto refleja la posibilidad que tiene una persona en caer en mora, es decir, de incumplir con el pago del crédito.

Si usted es una persona que deja de lado el pago de los créditos que obtiene, tanto en bancos como en casas comerciales, verá una reducción en su puntaje.

Para mejorar el puntaje se necesita:

  • Pagar las deudas a tiempo.
  • Ponerse al día con deudas vencidas.
  • Reducir el uso de crédito.
  • No pagar el mínimo de cuotas.
  • Revisar regularmente el historial del Buró de Crédito.