Dos meses después de que varios lotes del producto de puré de manzana con canela de la marca WanaBana, producidos por la empresa ecuatoriana Austrofood, fueron retirados voluntariamente del mercado estadounidense, donde se vendía, por contaminación con plomo, la marca confirmó que el proveedor específico de canela resultó ser el responsable contra quien se iniciaron acciones legales. Así mismo, confirmó que los otros productos de la marca que sí se venden en Ecuador no contienen canela y corroboró la ausencia de elementos nocivos en ellos.

De esta manera, la marca descartó los resultados de estudios realizados por la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), el 11 de diciembre pasado, a todo el portafolio de productos de Austrofood, que reportaba la presencia de plomo en un lote específico de la presentación de mango orgánico. Esto, pese a que en un estudio anterior realizado por la empresa, el 13 de noviembre, daba cuenta de la ausencia de plomo en todos los productos de la marca que se comercializan en Ecuador.

Producto de WanaBana, retirado en Estados Unidos por niveles altos de plomo, no se comercializa en Ecuador

Frente a las divergencias reflejadas en los resultados de los estudios de Arcsa y de la marca, el productor realizó un tercer análisis con un laboratorio independiente, resultados que se conocieron el 29 de diciembre pasado y descartaron los de Arcsa, confirmando los resultados del análisis inicial de la marca.

Publicidad

“A pesar de tener la certeza de la ausencia de plomo y de elementos nocivos, respetando el debido proceso y a la autoridad competente, decidimos como medida de prevención, inmediatamente, activar nuestros protocolos y procedimos a identificar 840 unidades pertenecientes al lote 10023:2 del mango orgánico que se encontraban en nuestra bodega. Este fue bloqueado del sistema. Adicionalmente, informamos a nuestros canales de distribución las acciones que estábamos implementando, lo que generó una rápida contención”, explicó la marca WanaBana.

El jueves 4 de enero pasado, Daniel Sánchez, director ejecutivo de Arcsa, confirmó la versión de la marca WanaBana y reconoció la equivocación de los resultados de la entidad de control estatal. “Se ha determinado que en este primer análisis hubo un fallo y el producto no contiene contaminación por plomo”, informó Sánchez en una rueda de prensa.

Con este pronunciamiento oficial, la marca WanaBana concluyó que “lo sucedido con los lotes específicos del producto comercializado únicamente en Estados Unidos fue un caso aislado y, por consiguiente, no afecta al consumidor ecuatoriano”. (I)