El 15 de septiembre pasado, Pedro Álava tomó las riendas del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), en medio de cierres de carreteras, manifestaciones y la renuncia de su antecesora, la ministra Tanlly Vera, que estuvo menos de cuatro meses en el cargo. Álava, máster en Riego y Drenaje de la Universidad de California, en Davis, Estados Unidos, comenta a Diario EL UNIVERSO su plan de trabajo y prioridades para el agro.

En los cinco meses de gobierno del presidente Guillermo Lasso, la mayoría de reclamos han llegado desde el agro. ¿A qué se debe la insatisfacción de este sector que ya le ha costado al régimen la renuncia de su primera ministra de Agricultura?

El sector agropecuario ha sido uno de los más descuidados. Los dos últimos Gobiernos –los diez años de Rafael Correa y los cuatro años de Lenín Moreno- decían que había una deuda con el agro, pero lamentablemente no hicieron nada por cambiar. Se dedicaron a entregar dádivas para mantenerlos calmados, pero no hicieron reformas estructurales, como es lo que necesita el sector para desarrollarse y aportar. Heredamos esta deuda, y ahora trabajamos en un plan para apoyar a todos los productores agropecuarios.

¿Qué salió mal con la anterior cabeza del MAG (la exministra Tanlly Vera), por qué su renuncia?

Publicidad

Todas las personas cumplimos ciclos. Agradecemos todo el trabajo realizado por la exministra, y ahora vamos a cumplir con la disposición dada por el jefe de Estado: acelerar los procesos de cambio en el sector agropecuario, con técnica y ciencia.

Gobierno designa nuevas autoridades en dos ministerios, dos gobernaciones y dos instituciones

¿Cuáles son los ejes de su gestión?

Tenemos un plan de trabajo en el que se incluyen temas importantes, como el riego, mecanización e industrialización, comercialización, créditos, capacitación en valor agregado, impulso a la titulación de tierras, diversificación de la producción y agilización de trámites.

¿Qué se fortalecerá o se cambiará de la anterior administración?

Como gobierno buscamos espacios de diálogo, pero también de acción, con estrategias que favorezcan el desarrollo de los sectores agroproductivos con riego, tecnificación y financiamiento de la mano de BanEcuador, que pronto será el Banco Nacional del Fomento.

Trabajaremos en trazabilidad, para adaptarnos a nuevos mercados que buscan producción orgánica y de calidad; es así que fortaleceremos este proceso desde la producción hasta la comercialización. Pensamos en el pequeño productor, la agricultura familiar campesina que requiere más apoyo para crecer y con el apoyo de la cooperación internacional se desarrollarán programas que impulsen su desarrollo.

Publicidad

¿En qué se ha enfocado su gestión desde el 15 de septiembre a la fecha al frente del Ministerio?

Hemos identificado los temas prioritarios e importantes que se deben atender, proyectos y programas que se deben reforzar como es riego y comercialización, gestionamos internacionalmente la compra de los excedentes de arroz.

¿Cuál es la política global de reactivación del agro?, siempre se habla que es un sector importante, pero es el más olvidado.

Interacción y trabajo en conjunto con nuestros productores para atender sus necesidades prioritarias. El sector agropecuario es clave para el desarrollo social, económico e, incluso, cultural del país. Trabajamos por un agro próspero, competitivo, sostenible e inclusivo, basado en la innovación y en la diferenciación por calidad, orientado a las demandas de los mercados nacionales e internacionales, bajo el concepto de calidad y sostenible, garantizando la seguridad y soberanía alimentaria y potenciando las exportaciones; el agro será gestionado con un enfoque de desarrollo territorial integral, de cadena de valor y sistema agroalimentario desde la producción hasta el consumo, y seguir nuestro compromiso de tener más Ecuador en el mundo y más mundo en Ecuador.

La fijación de precios mínimos de sustentación es una de las principales quejas de los agricultores arroceros, que aseguran que en campaña el presidente Lasso les prometió colocar el precio a 35 dólares. ¿Hay sustento técnico que respalde este argumento, es posible una revisión?

En relación con los precios de sustentación, depende del nivel de tecnología. Una mayor tecnificación implica más inversión, pero a la vez mayores rendimientos productivos, lo que define los costos de producción unitarios mucho menores que los sistemas de producción carentes de tecnificación. Por ello, trabajamos de manera técnica, participativa y consensuada con la finalidad de establecer los precios mínimos de sustentación, teniendo en consideración que siempre estaremos a favor del pequeño agricultor y del campesino ecuatoriano.

De ahí que el establecimiento de precios es técnico y se contemplan tanto el costo de producción como una ganancia. El análisis consideró los costos expuestos en la Mesa Técnica de Arroz en la cual participaron los productores (estructura que corresponde a un sistema tecnificado) y los costos de producción que levanta el MAG (estructura que corresponde a un sistema semitecnificado), siendo el sistema de cultivo de arroz semitecnificado el más representativo a nivel nacional, considerando a las principales provincias productoras, Guayas, Los Ríos y Manabí; además se consideró el margen de ganancia que permita a los agricultores arroceros cubrir sus costos de producción y obtener una utilidad razonable acorde con la realidad nacional.

Tanlly Vera sale del MAG en medio de protestas de agricultores por los precios del arroz

Una de las principales promesas del presidente Lasso fue dar 1.000 millones en créditos al 1 % de interés y a 30 años plazo. ¿Cómo va ese proceso, cuándo y con qué monto se empezarán a dar estos créditos?

Según la planificación, el apoyo llegará para el mes de enero. El problema es que nos hemos encontrado con realidades burocráticas, hay que calificar a nuevas autoridades del futuro Banco Nacional de Fomento y una vez que tengamos esto, comenzaremos con los créditos.

¿Cómo va la gestión para la importación de material resistente al Fusarium raza 4 por parte del Gobierno y en qué etapa están las iniciativas del sector privado?

El 23 de julio de 2021, el COE nacional resolvió “acoger la disposición presidencial para que en adelante se trate en el Comité de Operaciones de Emergencia Nacional, la problemática relacionada con la amenaza de la plaga Fusarium raza 4 como un potencial riesgo para el sector bananero y su impacto en el sector productivo y el empleo, que en el contexto de la pandemia tendría un impacto en la economía del país...

Con base en la resolución mencionada, se establecieron “mesas técnicas provinciales FOC R4T”, donde se analizan dos temas: investigación y protocolos nacionales. En la mesa de investigación se trata la producción de materiales con tolerancia o resistencia a FOC R4T.

¿Cómo va a controlar que el cultivo de cannabis llegue al objetivo que se quiere?

Contamos con el Acuerdo Ministerial 109 emitido el 19 de octubre de 2020, para fomentar una producción regulada y formal. Se apoya con capacitaciones y asistencia a interesados, teniendo hasta la fecha un total de 62 licencias.

Nos encontramos en fase de establecimiento de procesos de control, capacitación de personal del MAG y dotación de insumos necesarios para el control a nivel nacional.

En cuanto a los controles que realiza el ministerio, el equipo técnico revisa las solicitudes de licencia que ingresan y se realizan inspecciones en campo, a las empresas que se encuentran bajo licenciamiento y a denuncias que se reciben. Actualmente, la mayoría de las empresas están realizando trabajos de adecuación de los terrenos, construcción de invernaderos y demás trabajos previos a la siembra.

Aclaración

El 25 de octubre pasado este Diario publicó en sus ediciones impresa y digital una nota titulada “Ministro Pedro Álava: Los dos últimos Gobiernos se dedicaron a entregar dádivas (al agro) para mantenerlos calmados”, en la que se atribuye la información sobre las políticas agrarias del régimen de manera errónea al ministro de Agricultura y Ganadería, Pedro Álava.

Lo correcto es que las respuestas que constan en la nota fueron proporcionadas por “las subsecretarías de Comercialización, Musáceas, Producción Agrícola, Agrocalidad e Iniap” de la institución, y que fueron enviadas a este Diario por parte de Zhandia Muñoz, funcionaria de la Dirección de Comunicación del Ministerio, en atención a un cuestionario de preguntas que se le plantearon por escrito expresamente al secretario de Estado. Lamentamos la equivocación y pedimos disculpas a nuestros lectores. (I)