Con un Día del Padre a las puertas, las eliminatorias al Mundial en pleno desarrollo y la Copa América por arrancar, las empresas ligadas a la producción y comercialización de televisores esperan que estos eventos ayuden a empujar la ventas de unidades en estas semanas.

Si bien la pandemia contrajo un poco las ventas en varios meses del año pasado, el televisor fue uno de los artefactos que estuvo entre los más requeridos. Quienes están en el negocio refieren que como las familias estuvieron más tiempo en casa hubo quienes destinaron un presupuesto para adquirir un nuevo aparato para el entretenimiento y eso llevó a que no haya una drástica caída.

Las principales cadenas de electrodomésticos y almacenes de tecnología comenzaron semanas atrás a introducir estrategias comerciales asociadas al fútbol y la Copa América para estimular la venta de televisores.

Unas ofrecen de tres a cuatro cuotas gratis, financiamiento de hasta 28 meses, sorteos semanales, y hasta bonos de compra por televisores y aparatos tecnológicos.

Publicidad

Cadenas como Artefacta, Marcimex y Almacenes Estuardo Sánchez, que manejan sus plataformas para comercio electrónico, se unieron al Cyber Monday que organiza la Cámara de Comercio de Guayaquil -este 14 y 15 de junio- para empujar las ventas por el Día del Padre.

Teresa Aguirre, jefa de e-commerce de Artefacta, indica que esperan captar no solo compras de sus clientes, sino llegar a nuevos. Para tratar de impulsar las ventas tendrán entregas sin costo, distribución el mismo día y hasta doce meses sin intereses con tarjetas.

La cadena tiene unos 1.100 ítems en estocaje que pondrá a disposición para venta a través de su sitio web de comercio electrónico. Parte de esos ítems están en la categoría de televisores.

Un buen porcentaje de los televisores que se comercializan en Ecuador son ensamblados por empresas locales para marcas internacionales y marcas propias.

Ramón Valdivieso, representante del gremio de Productores de Tecnología de Ecuador, estima que el 86 % de los televisores que se colocan en el país se ensamblan en plantas de Cuenca, Quito y Guayaquil y el 14 % se importa, principalmente

El empresario sostiene que en el balance final del 2020 se registró una reducción del 10 % en la venta de televisores frente al 2019, principalmente por el cierre de las fábricas de marzo a junio.

Publicidad

Valdivieso calcula que el año anterior se colocaron cerca de 700.000 unidades, es decir, unas 80.000 menos que el periodo antecesor.

La importación de computadoras creció 62,3% en el año de pandemia

Dentro del sector se percibe que la venta de televisores se fue recuperando a partir del segundo semestre del año pasado por la demanda represada. De allí que esperan que este año siga la recuperación.

El ritmo de producción del ensamblaje local registra un buen síntoma. “Estos primeros cinco meses del 2021 han sido buenos para el sector, estamos con niveles del 50 % por arriba con relación al 2020, que fue un año atípico, y comparado con el 2019 estamos el 15 % a 20 %”, dice Valdivieso.

En Ecuador existen alrededor de 50 marcas de televisores, entre nacionales y foráneas, pero de seis a ocho marcas, principalmente de multinacionales, manejan entre el 75 % y 80 % del mercado.

A nivel local se ensamblan televisores desde 24 hasta 75 pulgadas. El segmento con más demanda es de 32 pulgadas (40 %), que es conocido como el ‘cabalito de batalla’ de la industria.

No obstante, desde el 2019 se ve una tendencia a migrar hacia aparatos de mayor tamaño: 43, 50 y 55 pulgadas.

Los televisores de 32 pulgadas tienen mayor demanda en Ecuador, pero existe la tendencia de migrar a aparatos de mayor tamaño. Jorge Villón

Más de 20 empresas se unen al Cyber Monday especial de la Cámara de Comercio de Guayaquil

Un ejecutivo de una ensambladora de Guayas explica que el armado local de televisores creció en los últimos años por los estímulos que se generaron para la actividad y alianzas que concretaron multinacionales con empresas ecuatorianas para producir varios modelos en Ecuador.

En el país hay ocho empresas dedicadas a fabricar las tarjetas electrónicas que demandan los televisores y siete ensambladoras que arman propiamente los aparatos. (I)

Los precios van al alza por demanda global de piezas

Con países saliendo del confinamiento y tratando de reactivar sus economías, la demanda de materias primas para la fabricación de bienes se ha incrementado y eso ha llevado a que los costos aumenten.

El mercado global de los televisores no ha escapado a ese escenario. Los ensambladores locales están sintiendo la escasez de varios componentes, como pantallas y paneles por la alta demanda. Además, los costos de los fletes navieros se han incrementado.

Con rubros de producción mayores, los fabricantes ya han empezado a revisar los precios al consumidor. Desde marzo, los aparatos que salen al mercado han registrado alzas entre el 12 % y 16 %.

Así, por ejemplo, un televisor de 32 pulgadas de una marca económica que estaba en $ 180 ahora se expende en $ 210.

Ramón Valdivieso, representante del gremio de Productores de Tecnología de Ecuador, sostiene que ese incremento en los precios se debe principalmente a factores externos, como el encarecimiento de los fletes y la sobredemanda de materia prima en China. (I)