Cada galón de lubricante que se comercializa en Ecuador comenzó a pagar cuatro centavos de dólar más a partir de este mes. Ese rubro se empezó a recargar en las facturas y compras que realizan los consumidores y aplica para aceites lubricantes usados en el sector industrial, automotor y marítimo. Las grasas no entran en este incremento.

A este recargo se lo denomina ecovalor y entrará a financiar un modelo ambiental que permitirá gestionar los aceites lubricantes usados y los envases vacíos generados en la cadena de comercialización. Además financiará el monitoreo de la trazabilidad de los residuos y otras iniciativas de educación ambiental.

La Asociación de Productores Ecuatorianos de Lubricantes, que agrupa a 19 empresas productoras e importadoras, activó ese ecovalor como parte del cumplimiento obligatorio de un acuerdo que emitió el Ministerio del Ambiente en el 2019. Este fija requisitos y lineamientos técnicos para la gestión ambientalmente racional del aceite lubricante usado y envases vacíos.

Gremio discrepa con ministerio de Ambiente por el control a las lubricadoras

En la normativa se establece que tanto distribuidores como consumidores finales son corresponsables en la ejecución de planes de gestión integral de aceites y envases usados. De allí que el gremio impulsa este plan.

Publicidad

El aceite lubricante usado es considerado un residuo con riesgos por su contenido elevado de metales pesados como plomo, cadmio, cromo, solventes clorados, entre otros contaminantes, según datos del Ministerio del Ambiente.

Los lubricentros y empresas que distribuyen marcas foráneas comenzaron días atrás a notificar sobre el recargo de los cuatro centavos que tienen estos productos. Lubrilaca, firma que expende la línea Golden Bear, fue una de las que empezó a divulgar a sus clientes de este cobro como parte del cumplimiento de la normativa ambiental.

Rige en Ecuador norma para reciclaje de aceites lubricantes

En Ecuador se colocan anualmente entre 28 y 30 millones de galones de aceites lubricantes. En el 2020, un año marcado por la pandemia en el que hubo una contracción en las ventas, se colocaron unos 23 millones de galones.

El 60% de lo que demanda el mercado local se produce en Ecuador, donde compiten más de 30 marcas.

Valeria Naveda, vocera de la Asociación de Productores Ecuatorianos de Lubricantes, señaló que para cumplir con la normativa vigente aplicarán el modelo de gestión integral Recoil.

La vocera explicó que este modelo engloba y coordina todas las acciones de gestión a nivel nacional para dar cumplimiento del acuerdo ministerial.

Publicidad

El acuerdo establece que se debe arrancar con la gestión ambiental del 20% de aceites usados y 10% de los envases colocados a nivel nacional.

“La normativa nos obliga a los productores e importadores a dar cuenta de dónde se colocaron los aceites nuevos, dónde se generaron los residuos de aceites usados y envases vacíos, quién los recogió, dónde se almacenaron y aprovecharon”, aseguró.

Naveda agregó que están trabajando con gremios de plástico para ver qué nuevos fines se pueden dar a los envases plásticos.

En el caso de los aceites usados existe la refinación y el coprocesamiento que están regulados. (I)