Después de setenta años de estar posicionada en el mercado de los aceites vegetales, La Favorita decidió extender su marca a otra categoría: el negocio de las margarinas.

Con un mercado en crecimiento, La Fabril, empresa productora de esta marca, consideró que era un momento oportuno para entrar con ese nuevo desarrollo y tratar de captar un pedazo del rubro en el que compiten multinacionales y empresas locales.

La categoría en los últimos años se ha ampliado, incluso con la incorporación de marcas blancas, como se conoce a los productos que se fabrican para los supermercados.

Arturo Arce, jefe de categoría de Alimentos de La Favorita, señaló que se tomaron un tiempo para poder desarrollar un perfil de una margarina que pueda ser diferente, con un funcionamiento 3 en 1, es decir, para cocina, untar en pan y repostería.

Publicidad

Rama, marca global de margarinas, entra a competir en el mercado ecuatoriano

La Fabril compite en el ramo de margarinas con las marcas Klar y Girasol y elabora para las marcas de supermercados. Upfield, que maneja marcas como Dorina y Bonella, es uno de los fuertes protagonistas de este negocio.

Arce indicó que durante la pandemia el consumo en hogares creció en algunas categorías, como margarinas. “El crecimiento anual en volumen fue casi del 30 %, fue un crecimiento importante, nosotros crecimos en participación 10 puntos y esperamos crecer este año”, indicó el ejecutivo.

El consumo per cápita de margarina en América Latina es importante. Brasil tiene un consumo por habitante de 2.200 gramos por año, Ecuador demanda unos 770 gramos, Colombia requiere 442 gramos y México consume 230 gramos por habitante, según datos que manejan multinacionales.

En este primer semestre del 2021 se estima que el consumo per cápita de margarinas está en 915 gramos en Ecuador.

El alto precio del aceite crudo de palma impacta en producción de comestibles y artículos de limpieza

La Fabril ha ejecutado importantes inversiones desde el año pasado para el cambio en los envases que usa para sus untables de mesa y el proyecto de su nueva margarina.

La producción arrancó con presentaciones de 240 gramos, 490 gramos y 2.900 gramos. Los supermercados fueron los principales canales de venta y en las próximas semanas cubrirán otros puntos.

Publicidad

Recientemente, La Fabril también introdujo la margarina girasol de oliva, un segmento menor, pero que está creciendo.

El mercado de los aceites y margarinas ha tenido que luchar durante la pandemia con el incremento de los costos de materias primas e insumos como el aceite de palma. (I)