Tener varias tarjetas de crédito no es negativo, si se es responsable con su manejo.

Publicidad

Según las recomendaciones para tener mejores hábitos financieros del Bank of America, antes de decidir cuántas tarjetas tener se debe tomar en cuenta cómo se manejará el peso de la deuda, la salud del puntaje de crédito y las necesidades del estilo de vida de cada persona.

“Si bien las tarjetas son atractivas por sus beneficios y las innovaciones para mejorar la experiencia de los usuarios, podrían generar una sensación de liquidez permanente, al no tener el contacto físico con el dinero”, explica Elizabeth Arellano, ejecutiva del Programa de Educación Financiera de Produbanco.

En Ecuador, hasta el año 2019, 359.000 personas tenían más de tres tarjetas de crédito, según datos de Juan Carlos Ruiz, jefe de Marketing de la compañía de datos Equifax Ecuador.

¿Tiene deudas con tarjetas de crédito? Así podrá salir de estas

El uso adecuado de las tarjetas de crédito no es algo común a todos sus usuarios. Estos son los errores que se deben evitar.

Errores al usar las tarjetas de crédito

El comparador de productos financieros HelpMyCash.com ha elaborado una lista con ocho errores típicos sobre el uso de tarjetas de crédito.

1. Usar la tarjeta para gastos del día a día. Recuerde lo elevado de los intereses bancarios. Los expertos recomiendan no financiar los gastos recurrentes del día a día y no abusar del crédito de las tarjetas. El primer error es hacer la compra de los alimentos y otros productos del supermercado con su tarjeta de crédito, y un error mayor es elegir el pago en diferido. Solo profundizará la deuda de su tarjeta.

2. No revisar el estado de cuenta siempre y a detalle. Todos los meses, las instituciones financieras envían un resumen de la cuenta, ya sea físico o digital, el cual recopila todos los movimientos realizados. “Se debe organizar según su presupuesto, que el dinero plástico sea utilizado de acuerdo a lo que fue planificado para no exceder el uso del dinero que poseo”, comenta el decano y docente de Finanzas de la Universidad del Río, Francisco Parodi.

3. Ignorar los descuentos de la tarjeta. Algunas tarjetas incluyen bonificaciones y descuentos en compras muy atractivos, que se aplican incluso si se paga a fin de mes sin intereses. O al hacer una compra grande aprovechar los pagos en diferido, ya sea a 3 o 6 meses sin intereses.

4. No guardar todos los comprobantes de pago. Si no lo hace, retome esta buena práctica para llevar el control de las cuentas. Ayuda a tener pruebas reales de lo reflejado en el estado de cuenta. “Tener los comprobantes nos permite hacer un análisis de la situación, revisar gasto por gasto, centavo por centavo. Hacer uso de las nuevas herramientas que ofrecen los bancos para hacer comparativa de los egresos que realizan en comparación a meses anteriores”, agrega Parodi.

Publicidad

5. Pagar tarde. Si el titular de la tarjeta se atrasa con el pago de la cuota mensual, en la fecha programada, la entidad le cobrará una comisión por el recibo impagado, lo que aumenta el valor para el siguiente mes.

6. No planificar los gastos futuros. Una vez que se han identificado los patrones de consumo, lo más recomendable es definir un presupuesto personal y familiar. “Se debe definir si se puede generar una capacidad de ahorro superior y lograr ser más eficiente en el uso de los recursos” indica Parodi.

Seis consejos para armar un presupuesto personal

7. No prestar la tarjeta de débito o crédito. En Ecuador es común que las personas presten su tarjeta a familiares o amigos para realizar consumos o retirar dinero. Es importante considerar que la tarjeta es de uso personal.

8. No realizar transacciones seguras por internet. “Esto salvaguarda la seguridad física, ya que no es necesario trasladarse hasta un local comercial, entidad bancaria, institución, etc.”, comenta Arellano. (I)