Una disminución de más de $ 120 en una computadora de escritorio o $ 290 en una cámara filmadora semiprofesional es lo que se verá en el mercado ecuatoriano cuando empiece a regir la reducción arancelaria para 667 partidas, entre estas para ciertos aparatos tecnológicos.

De las 667 partidas, 590 tendrán 0 % de arancel; en 30 partidas la reducción es al 5 %; en 20 partidas al 10 %; y el resto entre el 15 y 25 %.

La medida, que surge de una resolución emitida por el Comité de Comercio Exterior (Comex) y que entrará en vigencia a partir del 1 de agosto, beneficiará a 81 industrias del país de los sectores agricultor, industrial, tecnológico, plásticos, manufacturero y automotor.

En el ámbito tecnológico, las casas comerciales o empresas dedicadas a la venta de estos equipos ven la resolución como positiva y esperan que la demanda incremente por la teleducación y teletrabajo.

Publicidad

Los componentes de computadoras pasarán del 10 % al 0 % y en videocámaras y cámaras digitales del 25 % al 5 %.

Reducción arancelaria de 667 partidas para maquinaria agrícola, computadores, cámaras y repuestos entrará en vigencia desde el 1 de agosto

Los negocios calculan que la disminución de estos aranceles para las computadoras de escritorio y sus complementos, cámaras digitales y videocámaras, tendrían un impacto de rebaja entre el 8 % al 14 %.

David Llorente, gerente de compras e importaciones en Computron, menciona que esta medida funciona como un complemento a la del 2019, cuando se eliminaron los aranceles de importación para equipos como computadoras, teléfonos inteligentes y tablets.

“Lo que se hace es un alcance y volviendo a hacer competitiva las marcas locales”, dice. Agrega que los discos duros, procesadores, memorias RAM, que tributan al 10 % y que pasarán a 0 %, podría crecer ese mercado, como también para quienes buscan una computadora ya armada.

Por ejemplo, una computadora Xtratech Intel I3 de décima generación sin tarjeta de video actualmente está en $ 699 y pasaría a $ 639 al cliente en caso de que la compañía importe ese equipo.

Mientras que una computadora Xtratech Xfire I5 de décima generación con tarjeta de video cuesta $ 1.799 y en agosto valdría $ 1.599.

Publicidad

Para Fabricio Suárez, gerente de Líneas de Hogar en una empresa dedicada a esta venta de equipos, los precios van a variar según las gamas sean baja, media o alta. Presume que el cliente vería una disminución entre $ 50 a $ 75.

En esta compañía, la importación de computadoras se realiza entre uno a dos meses, es decir, que no será inmediata. Sin embargo, Suárez cree que les favorecerá el acceso al crédito directo sobre todo a aquellos clientes que no tienen efectivo ni tarjeta de crédito.

En tanto, quienes van a realizar importaciones la primera semana de agosto son en Tecnosmart, pero no en gran volumen, señala Erik Aldás, gerente de la empresa.

Reforma arancelaria incluirá 81 sectores productivos a nivel nacional

“Hemos visto con agrado la medida, me parece que es oportuna y se da cierto tiempo para poder evacuar el inventario que tenemos con porcentaje de importación elevado”, indica.

Aldás ejemplifica que una computadora de escritorio para uso profesional y juegos, que se vende en $ 1.591 tendría una rebaja de $ 127.

Y en cuanto a una cámara filmadora semiprofesional full HD costaría $ 290 menos, esto es, $ 1.046,08. Otros productos como teclado inalámbrico valdría $ 2 menos; disco duro externo 2TB conexión USB $ 7 menos; unidad SSD 240GB interno SATA-III 2.5″ con una rebaja de $ 4 y una tarjeta de memoria micro SD 128GB con $ 3 de ahorro.

Suárez, Llorente y Aldás consideran que, por lo general, lo más saludable para el comercio es agotar la mercadería en stock y ofertar la importada, que viene sin el arancel. Además, indican que cada negocio manejará sus ofertas.

Y antes de que se cumpla la fecha de entrada a vigencia de la medida, el Servicio Nacional de Aduanas (Senae) ya inició con la programación de esta, cuenta su directora Carola Ríos.

“Estamos haciendo la incorporación de este nuevo tarifario en el sistema Ecuapass para que una vez que la mercadería empieza a llegar el 1 de agosto los importadores puedan acogerse al porcentaje de arancel que aplique al producto. Haremos la implementación y el comercio continuará su flujo normalmente”, explica.

Ríos indica que están preparados ante un posible incremento de la demanda de importación de ciertos productos que contemplan las más de 600 partidas. Dice que la idea es que el comercio incremente más allá de la proforma fiscal.

“No vamos a recaudar por arancel, pero sí por IVA y por impuesto a la renta una vez que los comercios hagan su operación comercial, ese es un poco perder para ganar. Esa es la estrategia con la que se ha manejado este tema”, menciona.

La titular del Senae señala que los controles como en todo proceso son antes, durante y posterior a las declaraciones.

Revisión al arancel para monitores

Algunos locales de venta de equipos tecnológicos ven con agrado la reducción arancelaria. Foto: Cortesía Computron.

Aunque las empresas dedicadas a la venta de equipos de tecnología ven con optimismo la reducción de partidas para este sector, creen que es necesario reducir aranceles para las medidas más usadas en monitores.

Llorente, por ejemplo, realizó una solicitud a la Comex para que se abra la partida arancelaria para monitores mayores a 19 pulgadas.

“El estándar del mundo es que las personas tengan (un monitor) mayor a 22 pulgadas y se impide a través de un tributo específico”, apunta.

Computadores, tabletas y celulares ya ingresan al Ecuador con cero aranceles

De acuerdo con la resolución del Comex, los monitores de computadores que tienen entre 23 y 32 pulgadas pagarán un valor fijo de $ 73,11 por unidad y un arancel del 5 %. Y mayor a 32 pulgadas de $ 140,32, entre otras dimensiones.

Aldás aspira a que esa partida pueda reducirse para “mantener saludable el negocio”. Y Suárez también resalta ese arancel y cree que podría revisarse.

La directora de Senae resalta que los gremios están en su derecho de presentar estos requerimientos fundamentados al Comex. (I)