“Un buen augurio” fue lo que experimentaron los negocios de diversión para niños que funcionan en centros comerciales el pasado 1 de junio, el Día del Niño, tras la demanda recibida después de más de un año marcado por la ausencia de los menores a causa de la pandemia del COVID-19, lo que generó la quiebra de algunos de estos locales.

La presencia de niños fue aprovechada por las cadenas. Una de ellas, Fun Zone, ese día aplicó promociones 2x1, desde las 10:00 hasta las 15:00, en algunos de sus locales, como la Torre Circus y el Laberinto Car, ubicados en el CityMall, y en otros centros comerciales.

Sin embargo, pese al respiro que estos negocios tuvieron ese día, la situación general no deja de aquejarlos.

Mauricio Guim, gerente general de Fun Zone, que opera desde el 2000 con 16 locales e islas a nivel nacional, recuerda que estuvieron siete meses cerrados por la pandemia.

Publicidad

Descuentos y ofertas, fórmula de los negocios para seducir clientes y vender tras la emergencia por el coronavirus

Reveló que tras la reapertura de los locales, en octubre del 2020, la situación no mejoró, pues para sobrevivir debieron desvincular a la mitad del personal, sumado a que sus ingresos se desplomaron más del 60% en sus locales de Guayaquil, Milagro, Babahoyo, Quevedo, Santo Domingo de los Tsáchilas, Esmeraldas, Bahía de Caráquez, Manta, Riobamba y Ambato.

Al ser consultado sobre las estrategias que aplicó la cadena para mantenerse, Guim dice que “no es mucho lo que se pudo hacer”. Agregó: “Estamos limitados por aforos y horarios. Eso sí, extremamos las medidas de bioseguridad para transmitir a nuestros clientes confianza, para que puedan disfrutar su momento”.

Reconoció que los centros comerciales donde funcionan los ayudaron con descuentos y condonaciones de algunos meses en el arriendo para poder resistir la crisis y no cerrar, pero las alícuotas se siguieron pagando al 100%, aun estando cerrados. Sin embargo, al mismo tiempo en que Fun Zone lograba mantenerse, otras cadenas como Play Zone no pudieron recuperarse y cerraron definitivamente sus locales, como lo anunciaron en sus páginas de Facebook, en Quito y Guayaquil.

El 16 de octubre de 2020 la cadena inició la liquidación de juguetes y globos a través de un catálogo virtual, desde $ 0,04 la unidad, pero solo al por mayor.

Diez días después sumaron los peluches a la liquidación, y desde el 2 de noviembre empezaron a promocionar sus máquinas de videojuegos de arcade e incluso recibieron previa cita, en el Quicentro Shopping, de Quito, a interesados en comprar los juegos para negocios y para sus casas.

PlayZone puso en venta sus máquinas de entretenimiento tras el cierre de sus locales. Foto: Tomado de Facebook

La última publicación en sus redes sociales sobre la liquidación de sus máquinas de juegos fue el 13 de mayo pasado. A los interesados se les envía una lista de las máquinas, su precio, que va desde los $ 250 hasta los $ 40.000; el estado en que se encuentran y el local de donde proviene. En Guayaquil, por ejemplo, provienen del Riocentro Norte, Riocentro Los Ceibos, Riocentro Sur y Mall del Sur. En Quito, El Recreo, El Condado, y de otras ciudades como Salinas, Manta, Milagro y Portoviejo.

Publicidad

“Efectivamente, Play Zone cerró sus operaciones en todo el país y nosotros casi los seguimos”, expresó el gerente general de Fun Zone, quien reconoció que ellos también debieron vender juegos para cumplir con las obligaciones de la empresa.

Mall del Norte, que demandará más de $ 50 millones, surge en Guayaquil en medio de clima de optimismo empresarial

En tanto, Guim cree que lo sucedido en el Día del Niño es una buena señal para estos negocios.

“El 2021 es un año de recuperación, acostumbrar otra vez a las familias a salir a divertirse a los centros comerciales, con todas las comodidades y seguridades que un mall brinda”, manifestó el empresario, quien sin embargo lamentó que la situación actual no permitirá una renovación de equipos hasta el próximo año y reveló cuál será su estrategia hasta ese entonces.

“Rotaremos nuestros juegos entre los 16 locales, para que parezca que han llegado juegos nuevos”.