El Servicio de Rentas Internas (SRI) inició el trámite para extinguir las deudas de contribuyentes cuyos valores no superen el salario básico unificado (SBU) y hayan vencido hace cinco años o incluso antes.

Esta es una medida establecida en la Ley Orgánica para el Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal, vigente desde el 29 de noviembre de 2021, que modificó el Código Tributario en la parte relacionada con la extinción de obligaciones de recuperación onerosa.

Con la reforma se incorporó al Código Tributario un artículo innumerado, después del artículo 56, el cual dispone lo siguiente: “se podrá declarar masivamente la extinción de las obligaciones que sean de hasta un salario básico unificado, siempre y cuando a la fecha de la emisión de la respectiva resolución de extinción, se hayan cumplido los plazos de prescripción de la acción de cobro, sin perjuicio de que se haya iniciado o no la acción coactiva”.

Tomando en cuenta que para el 2022 el salario básico se fijó en $ 425, significa que, al menos este año, podrán extinguirse las deudas que estén por debajo de esa cifra y que cumplan cinco años, que es el plazo de prescripción de la acción de cobro, señalado en el artículo 55 del Código Tributario.

Publicidad

Qué impuestos y otros pagos deben cumplir las empresas en abril del 2022

El Servicio de Rentas Internas (SRI) aclaró que la medida “aplica por deuda, no por contribuyente”. Que la norma vigente prevé la “extinción de cada obligación que cumplan las condiciones establecidas en la ley”.

Para entender mejor esta parte, el experto tributario John Arias, gerente de la firma Census Consultores, explicó que para la extinción no se toma en cuenta el valor global de las deudas que tenga un mismo contribuyente, sino que la administración tributaria considera cada obligación de manera individual, siempre que esté dentro del monto y plazos indicados.

Arias describió con un ejemplo cómo funciona el proceso. Si una persona tiene doce deudas diferentes, cada una de $ 400 y de más de cinco años, pero que acumuladas dan un total de $ 4.800, el SRI no aplicará la extinción sobre la suma de $ 4.800, sino que lo hará por cada obligación, por separado, si cumplen los requisitos.

De esta manera, destacó el experto, se pueden dar de baja los valores pendientes que estén relacionados con el impuesto a la renta, impuesto al valor agregado (IVA), retenciones en la fuente, entre otros, ya que la norma no limita el beneficio a un determinado tipo de obligaciones.

Publicidad

Devoluciones de impuestos que SRI ejecuta en estos días alivian en algo a los contribuyentes

Además, el SRI precisó que la ley tampoco restringe que el proceso surta efecto únicamente en 2022, puesto que “no se trata de una disposición transitoria”, sino que es una norma de aplicación general, siempre y cuando las deudas sean inferiores al salario básico y se cumpla el tiempo de prescripción de la acción de cobro.

Es decir, si en adelante no se realizan nuevos cambios al Código Tributario en esta materia, las obligaciones generadas en 2022 serán susceptibles de extinguirse en el año 2027, si su valor es menor al salario básico que esté vigente en ese momento.

Para ejecutar el proceso, el SRI emitió la resolución 047, con fecha 1 de diciembre de 2021, en la cual dispone que la Administración Tributaria, a través de los directores zonales o del director de grandes contribuyentes, emitirá al menos una vez al año las resoluciones que declaren la extinción de las obligaciones.

En la resolución 047 se aclara que el monto que se podrá dar de baja -que sea menos de un salario básico- abarca el valor del capital, más los intereses, multas y recargos que se generen hasta la fecha de emisión de la resolución de extinción masiva.

Publicidad

También se indica que el SRI no está obligado a iniciar acciones de cobro mediante coactivas, ni otorgar facilidades de pago en las deudas que se vayan a extinguir. Y se establece que Rentas Internas no devolverá los pagos previos que hayan hecho los contribuyentes por una obligación extinta por recuperación onerosa.

Recargos por pagos con tarjetas de crédito o débito no están autorizados en ‘ninguna norma legal’, aclaró la Defensoría del Pueblo

John Arias añadió que esto incluye a los pagos realizados por concepto de coactivas. Además, el experto anotó que, de acuerdo con la norma, los procesos de coactivas que estén en curso, que involucren a deudas de menos del salario básico y con cinco años de antigüedad, quedan sin efecto.

Los nueve directores zonales del SRI emitieron las resoluciones respectivas para cumplir la ley entre el 23 y 25 de febrero de 2022. Cada una trae un anexo con el listado de los contribuyentes y deudas que se acogerán al proceso; hay obligaciones que datan del año 2004 y otras con valores de $ 0,01.

El trámite opera de oficio y no requiere que los deudores realicen ninguna gestión o solicitud, aclaró Rentas Internas e informó que hasta el 5 de abril se han beneficiado alrededor de 12.620 contribuyentes y 40.641 obligaciones. El monto promedio de las deudas extinguidas hasta el momento es de $ 132,29. (I)