Unos $ 700 millones, en dos años, se logrará recaudar con la contribución temporal que harían las personas con patrimonio de más de $ 500.000 y empresas con patrimonio de un millón, según el proyecto de ley urgente denominado Ley de Creación de Oportunidades, que se presentará este viernes ante la Asamblea Nacional.

Adicionalmente, la reducción de exenciones al impuesto a la renta que se hará de manera permanente, para las personas que ganan más de $ 2.000, también representará unos $ 700 millones pero a mediano plazo. De esta manera, el Gobierno podría recaudar unos $ 1.400 millones pero no de manera inmediata.

Así lo explicó esta mañana el ministro de Economía y Finanzas, Simón Cueva Armijos, en Ecuavisa, al dar detalles sobre la reforma tributaria que es parte de la Ley de Creación de Oportunidades.

El ministro Cueva ratificó que la contribución extraordinaria, que servirá para financiar gastos derivados de la pandemia (vacunas, reactivación de escuelas, bonos), afectará tan solo a 20.000 personas. Estas son las más pudientes del país pues mantienen patrimonios de $ 500.000 y en caso de sociedades conyugales de un millón de dólares. El presidente Guillermo Lasso también habló de una contribución especial de aquellas empresas con un patrimonio mayor a un millón de dólares y que durante el 2020 generaron utilidades y mayores ventas que en 2019.

Adicionalmente, indicó que la reforma a las exenciones o deducción de gastos personales en el impuesto a la renta que entraría en vigencia en 2022 recién podría arrojar recaudación en el 2023. Aclaró que esta reforma sí será permanente.

El ministro Cueva negó que se estén subiendo impuestos, y más bien consideró que se está haciendo una simplificación del tema tributario. E incluso hay una baja de impuestos en productos de higiene personal, planes de celulares, eliminación del impuesto a la herencia, entre otros, explicó. En cuanto al impuesto a la salida de divisas (ISD) explicó que sí se eliminará, pero de manera gradual durante el periodo y que ya se ha empezado a hacerlo, por ejemplo, con el sector de las líneas aéreas.

Cueva indicó que la ley tiene un segmento para el cobro de impuestos que hace el proceso más ágil. Además ya está funcionando la unidad de grandes contribuyentes, y se prevé realizar un seguimiento de información de contribuyentes en el exterior. A través del intercambio de información con otros países se podrá si hay contribuyentes que tienen recursos afuera y no los declaran con el fin de eludir sus responsabilidades.

Cueva dijo que adicionalmente, para poder llegar a los niveles de déficit cero que se espera alcanzar en 2025, se hará un esfuerzo para reducir el gasto, controlando el despilfarro, la corrupción y en general las ineficiencias del Estado.