¿Tiene este hogar perros? ¿Cuántos? ¿Tiene gatos? ¿Cuántos? Estas preguntas son parte de las más de ochenta que conforman el cuestionario del Censo de Población y Vivienda que realizará el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) del 7 de noviembre al 18 de diciembre de 2022.

Esa información contribuye en la implementación de programas de regulación de la tenencia, protección y control de la fauna urbana, indica el INEC al referirse a la utilidad de esos datos del censo que se realizará en el país con dos años de retraso, pues correspondía hacerlo en el 2020 y no se pudo por la pandemia.

Con implante de chip, así es el paso a paso para el registro de mascotas en Ecuador

Y precisamente otro de los nuevos ítems del cuestionario es en la parte de mortalidad, en la que se pregunta si algún miembro del hogar falleció desde enero del 2020 y si la causa de la muerte fue un accidente, suicidio o asesinato, el COVID-19, u otra enfermedad o muerte natural.

Esto servirá como una fuente alternativa para identificar el subregistro de mortalidad general.

Publicidad

EL INEC destaca como una de las innovaciones que por primera vez un censo contemplará variables sexo-genéricas. Este tema se abordará al final del cuestionario para las personas de 18 años en adelante. Son dos preguntas no obligatorias, pues la persona tendrá la facultad de no responderlas: ¿Cómo se identifica según su género? Masculino, femenino, trans, otro o No sabe/No responde. ¿Siente atracción sexual o romántica por hombres, mujeres, por hombres y mujeres, otro?

En el mismo cuestionario se explica que el censo busca visibilizar y reconocer la diversidad de cada habitante y por ello constan preguntas sobre identidad de género y orientación sexual. Las respuestas son confidenciales y solo tienen fines estadísticos.

Esta autodescripción, según el INEC, “permitirá visibilizar a la población LGBTIQ+, como las personas trans y otros no identificados en el binarismo (masculino, femenino), personas no heterosexuales, otros” y contribuirá en la implementación de políticas públicas para promover, proteger, garantizar y respetar los derechos de este grupo poblacional afectado por discriminación, violencia y desigualdad.

Lo más novedoso del censo es que el cuestionario se podrá contestar por internet de forma anticipada y así cuando llegue el encuestador a la casa solo se deberán llenar los datos de la ubicación geográfica de la vivienda y la dirección domiciliaria.

Publicidad

QUITO (18-05-2022).- Funcionarios del INEC durante el Lanzamiento del Octavo Censo de Población, Séptimo de Vivienda y Primero de Comunidad, en la Capilla del Hombre, en Quito. Alfredo Cárdenas/ EL UNIVERSO. Foto: Alfredo Cárdenas

En la presentación oficial del censo, el presidente de la República, Guillermo Lasso, invitó a los ecuatorianos a llenar la encuesta vía internet y aseguró que un 25 % de la población podría usar esta vía. En ese evento, realizado el pasado 18 de mayo, también adelantó que los resultados se conocerán en mayo del 2023.

El censo se ha dividido en dos espacios: en línea desde sus hogares, unos meses antes de noviembre. Y el presencial, en el cual los encuestadores requerirán a quienes hayan contestado los datos en línea el certificado del envío. El censo en línea se lo podrá hacer desde cualquier lugar del país, a través de computadora, tabletas, celular, entre otros. En cambio, habrá sectores en donde se haga un levantamiento más tradicional.

El censo en línea será obligatorio para los servidores públicos y se hará un acercamiento a las empresas para que se les permita ejecutar este censo a sus trabajadores.

Otros temas incluidos

Las prácticas relacionadas al ambiente y reciclaje serán parte del censo con la pregunta acerca de si el hogar acostumbra a separar la basura en orgánica e inorgánica; a separar los desperdicios para dar a los animales o para las plantas; a separar el papel, cartón, plástico y vidrio para vender, regalar o reutilizar.

Publicidad

El 15 % de botellas vuelve a convertirse en botellas tras reciclado; muchas más se transforman en madera plástica, tarjetas y hasta en camisetas de la Selección

En el cuestionario que se utilizará también hay una mayor desagregación de las viviendas colectivas. Y se podrá investigar a la población “residente habitual”, a diferencia de la población “presente” (cambio de método de censo de hecho a derecho).

“Se contará a las personas donde efectivamente demandan servicios”, señala la entidad a cargo del proceso, que tendrá un costo de $ 57 millones. (I)