La necesidad de suscribir acuerdos comerciales con los países de Asia, los impactos de los costos de los insumos y de los fletes navieros, el futuro del banano ante el Fusarium raza 4 y la responsabilidad compartida en la estrategia ‘De la granja a la mesa’ de la Unión Europea son algunos de los temas que se abordarán en la XVIII edición de la Convención Internacional del Banano, denominada Banana Time, que se desarrollará de forma presencial y virtual en Guayaquil.

La inauguración del evento será la noche de este martes 26 de octubre en el hotel Hilton Colón, en donde habrá rueda de negocios, exhibición comercial, charlas magistrales y una feria gastronómica, hasta el viernes 29 de octubre, fecha hasta la que se espera que el evento alcance una asistencia de 1.500 profesionales del sector y una gran participación de actores de varios países.

José Antonio Hidalgo, director ejecutivo de la Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador (AEBE), gremio organizador del evento, explicó que la presente edición tendrá una modalidad híbrida, presencial y virtual, gracias a los buenos resultados que se obtuvieron en 2020, cuando el evento se realizó a través de una plataforma tecnológica debido a la pandemia y donde participaron 54 países, logrando una gran presencia internacional.

El banano ecuatoriano pierde mercado en Estados Unidos, pero ¿seguiremos siendo el principal exportador mundial de la fruta?

En cuanto a la rueda de negocios, que se desarrollará en coordinación con ProEcuador, la intención es mantener los buenos resultados alcanzados en la edición pasada, cuando participaron 28 exportadores bananeros ecuatorianos y 22 compradores de Asia, Europa y América, logrando 310 citas y una expectativa de negocios de $ 98,7 millones.

“Participarán empresas que no le compran actualmente a nuestro país, sino a otros países productores, tal como lo hicimos el año pasado, a fin de ampliar el abanico de compradores”, aseguró Hidalgo, quien agregó que para esta edición se ha contratado a la empresa Matches Business para hacer un outreach de nuevos compradores que complemente lo logrado.

Mientras, para la feria comercial, hasta mediados de septiembre, estaba confirmada la presencia de 65 empresas especializadas en tecnología aplicada a la agricultura, monitoreo de cultivos, bioseguridad y prevención del Fusarium R4. También participarán compañías de la cadena logística, así como proveedores de insumos, entre ellos la industria cartonera y de plástico, sostuvo Francisca Tobar, coordinadora del evento.

Bananeros latinoamericanos reclaman trato y precio justo por su fruta

Además, aprovechando el evento, los representantes del sector bananero de Ecuador, Colombia, Guatemala, Honduras, República Dominicana y Costa Rica han convocado a una reunión regional para ratificar su postura frente a las múltiples agresiones y perjuicios a las que se está sometiendo al sector productor y exportador de banano latinoamericano, así como la falta de una compensación justa y una responsabilidad compartida por parte de los supermercados de la Unión Europea, Estados Unidos y Reino Unido, según un pronunciamiento del clúster bananero de Ecuador.

Esto, en el contexto del inicio de negociaciones que empezaron este mes con los supermercados para comprar el banano que venderán en sus estantes en el 2022.

“Estas negociaciones se están desarrollando en un contexto global de espiral de precios inflacionista que afecta a los costes de producción, pero que no se refleja en el precio de compra. Todos los insumos necesarios para asegurar que el banano llegue a los estantes de consumidores europeos y norteamericanos se han encarecido”, expresó el clúster bananero, que lamentó que los bananeros latinoamericanos reciben ofertas irrisorias por sus productos que llevan más de dos décadas sin subir el precio, a diferencia de otras frutas.