El Gobierno hará un esfuerzo fiscal de unos $ 382,2 millones para cumplir con las medidas ofrecidas en estos días, como respuesta para atender los pedidos de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie). El presidente Guillermo Lasso dio respuestas a una serie de pedidos de la Conaie, sobre varios de los temas planteados.

Por ejemplo, se ha decidido el incremento del bono de desarrollo humano de $ 50 a $ 55, lo cual representa un incremento de $ 30 millones este año y $ 60 millones el siguiente. Además se ha decidido subsidiar la urea para al menos 100.000 productores lo que costará unos $ 27 millones, se condonarán deudas de BanEcuador de hasta $ 3.000, lo cual significa una afectación para el banco de $ 44 millones. También se incrementan presupuestos para la educación intercultural y para salud.

El ministro de Economía y Finanzas dijo esta semana en una entrevista televisiva que las medidas buscan paliar las dificultades que tiene la población debido a los efectos de la pospandemia y la guerra de Rusia contra Ucrania, que ha afectado las economías a nivel global.

Fue el propio ministro quien indicó que se ha incrementado el presupuesto de salud en unos $ 60 millones, aunque hasta fin de año podrían llegar a ser $ 200 millones.

Publicidad

Ayer, el ministro de Agricultura, Bernardo Manzano, dio los pormenores de cómo funcionará el subsidio al 50 % del precio comercial del saco de urea de 50 kg. En este tema se invertirán unos $ 27 millones. Entre tanto, el plan semillas que son subsidios del costo de kits de semillas llegará a $ 14 millones y el plan en favor del sector bananero para apoyar a los pequeños productores que se hayan visto afectados por los problemas globales de la guerra y por la sigatoka negra, será de $ 5 millones.

Adicionalmente, se ha anunciado la entrega de $ 200 millones en créditos de dos tipos. El primero que sería una ampliación de la línea de crédito a 1 % y 30 años plazo y que ascendería a $ 100 millones. Mientras tanto, se entregarán otros créditos de entre $ 5.000 y $ 20.000 al 5 %. Estos también ascienden a $ 100 millones.

Costo de las medidas que implementa el Gobiernoen millones de dólares
Incremento del bono de desarrollo humano de $ 50 a $ 5530
Subsidio a la urea27
Plan semillas14
Plan bananero5
Condonación de deudas BanEcuador (hasta $ 3.000)44
Ampliación de línea de crédito BanEcuador a 1 % y 30 años100
Nueva línea de crédito BanEcuador de $ 5.000 a $ 20.000 al 5 %100
Duplicar presupuesto de educación intercultural bilingüe2,2
Mayor presupuesto a salud60
TOTAL<br/> Fuente: anuncios de autoridades382,2

El ministro Cueva ha indicado que los recursos salen de los esfuerzos de ordenar las finanzas y manejar el dinero con mayor eficiencia, así como por tener mayores recursos por el precio del crudo y una mejor recaudación tributaria.

Estos nuevos gastos del fisco se comprometen en un momento en el cual el país y el Estado tienen también millonarias pérdidas por la paralización del movimiento indígena. De acuerdo a lo que dijo el ministro Cueva, la paralización genera al menos $ 50 millones de pérdidas en ventas diariamente. Adicionalmente también se generan pérdidas por el cierre de pozos y pérdidas de producción. Solo hasta el lunes, es decir, en una semana de paro se habían perdido unos 78.000 barriles de producción equivalentes a $ 17 millones. Se dan pérdidas en turismo, exportaciones de productos, entre otros. Aún es pronto para saber cuánto terminará costando la paralización en todas las áreas.

Publicidad

El ministro Cueva dijo que no es viable bajar los precios de los combustibles pues esto elevaría sin precedentes los subsidios que ahora mismo ya representan el triple de lo que se asigna a bonos sociales. Los subsidios costarán al año unos $ 3.000 millones. Y por cada 10 centavos que se baje en gasolina y diésel el Estado debería pagar unos $ 230 millones más en subsidios.

Adicionalmente, Ecuador aún no ha recibido el desembolso de $ 1.000 millones del Fondo Monetario Internacional (FMI) que el Gobierno había anunciado se recibiría hasta finales del mes. Estos $ 1.000 millones deben servir para cubrir el déficit fiscal. El exministro de Finanzas Fausto Ortiz explicó que dentro del cronograma de reuniones del FMI no se encuentra aún programada la reunión sobre el Ecuador. El cronograma del FMI tiene pactadas reuniones hasta el 1 de julio, y no se ha incluido el caso de Ecuador al menos hasta esa fecha. Para Ortiz, la conflictividad existente al momento en el país podría ser una causal para que no se lo haya incluido. “Lo político también juega un papel para determinar la fecha”, comentó. En todo caso, el ministro de Economía, Simón Cueva, sostuvo que Ecuador es un país serio y que está seguro de que el desembolso llegará hasta finales de mes.

Entretanto, Jaime Carrera, secretario ejecutivo del Observatorio de la Política Fiscal (OPF), consideró que la situación económica del país se agrava con todo lo sucedido. Explicó que si bien las medidas del Gobierno pueden bajar las tensiones, estas no resuelven el problema central que es que la economía tiene problemas y que este tipo de paralizaciones la golpean aún más. Para Carrera, se debe generar un diálogo en el cual se pueda dar primero un diagnóstico de la economía para desde ahí partir a las soluciones. Recordó que la economía ya venía en caída, con grandes déficits, antes del 2019 y que en octubre se profundizó más la crisis con la violenta paralización. Luego se vivió la pandemia y sin ahorros debió renegociarse la deuda y buscar ayuda de los multilaterales. Sin esos recursos no habría sido posible iniciar una reactivación económica. Pero ahora se insiste en una paralización y pedidos inviables como bajar el precio de la gasolina y el diésel. Consideró que si se cumpliera el pedido de los indígenas de bajar el precio de los combustibles el subsidio subiría al menos a $ 5.000 millones, es decir, el doble de lo que ahora se espera. El Gobierno no podrá salir a financiar esa deuda en el mercado internacional porque justamente las protestas y la inestabilidad política han hecho que el riesgo país suba por encima de los 1.000 puntos. (I)