A partir de las 07:00 de hoy, el Ministerio de Salud (MSP) empezaría a poner el refuerzo de las vacunas contra el COVID-19 a aquellas personas que ya recibieron la primera dosis.

Eso debe ocurrir en Quito y Guayaquil, donde se inmunizó a personal de algunos hospitales, y en un centro público para adultos mayores.

El pasado 21 de enero, el MSP inició con la fase 0 del plan de vacunación, que incluye a personal de primera línea que combate la pandemia en hospitales, adultos mayores que están en centros geriátricos y quienes los cuidan y personas con discapacidad.

Un día antes habían llegado 8.000 dosis de Pfizer y su socio BioNtech de 83.000.

Publicidad

Familiares del ministro

En Guayaquil se vacunó al personal del hospital General Guasmo Sur; en Quito, en el hospital Pablo Arturo Suárez; y en el Hospital de Especialidades de las Fuerzas Armadas.

Además, a 20 adultos mayores del centro gerontológico de Cayambe, en el norte de Pichincha, y a cuatro cuidadores de la entidad que pertenece al Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES).

Dos médicos que fueron vacunados en Guayaquil y uno en Quito confirmaron que recibirán la segunda dosis.

En el Austro, el proceso debe realizarse mañana, con el personal de los hospitales Vicente Corral Moscoso de Cuenca, Homero Castanier de Azogues y del hospital José Carrasco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) en Cuenca.

Uno de los miembros del personal de salud del Austro comentó que no tenían ninguna información al respecto de si les va a llegar o no la vacuna, sin embargo, recibieron un mensaje en el que se les indicaba que estén listos con la “posibilidad” de recibirla, pero como una confirmación de fecha y hora aún no.

Publicidad

“Hay mucho temor entre todo el personal médico y mucha incertidumbre de si nos van a colocar o no nos van a colocar la segunda dosis...”, dijo. A casi tres semanas de que le pusieran la vacuna sostuvo que no ha sentido ninguna molestia.

Tras la primera dosis, el pasado 22 de enero, mencionó que hubo un poquito de dolor en el sitio de la aplicación de la vacuna, que duró unas 6-8 horas, un ligero malestar general como un resfriado con algo de dolor articular pero leve que pasó también al cabo de 8 o 10 horas luego de la vacuna, pero por lo demás ninguna otra molestia o sintomatología.

El sábado se debe colocar la segunda dosis a 18 personas, en una residencia privada para adultos mayores, en Cumbayá, en el nororiente de la capital, a 9 residentes y 9 empleados, donde vive la madre del ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, lo que generó críticas de diversos sectores. Aunque el funcionario defendió su decisión le valió una denuncia que investiga la Fiscalía General del Estado.

Esa entidad ha solicitado nuevas diligencias e información dentro de la indagación previa que se sigue en contra de Zevallos.

El próximo lunes, la segunda dosis debería continuar en las provincias de Manabí y de Chimborazo.

Con la primera dosis se llega a una protección del 52%, según Pfizer. Con la segunda dosis, que se recibe a los 21 días, hay que esperar hasta el día 28, después de aplicada la primera dosis, para tener una protección que llegue al 95%.

Fernando Sacoto, presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Salud Pública, mencionó que si no se coloca la segunda dosis a los 21 días no se obtendría el nivel de inmunidad esperado.

El MSP había anunciado que 1.962 personas recibirán la segunda dosis de vacunas de Pfizer-BioNTech y con ello se completará la utilización de 8.190 dosis, a la espera de un segundo embarque que llegaría la próxima semana.

Hasta el momento 5.976 trabajadores de la salud de 99 hospitales de la red pública y privada y 252 adultos mayores de centros geriátricos han recibido la primera dosis. En total 6.228 ecuatorianos han sido inmunizados con las 8.000 dosis.

En la fase inicial, según el Gobierno, 43.000 personas serán vacunadas con 86.000 dosis pendientes. (I)