El candidato presidencial de Pachakutik, Yaku Pérez, anunció que pedirá a la Contraloría que realice una auditoría a las actas y que se abran las urnas para el conteo voto a voto en las provincias de Guayas, Manabí, Los Ríos, El Oro, Pichincha y Esmeraldas.

Y que presentará una demanda penal en la Fiscalía por supuesto fraude electoral.

Estos anuncios los hizo cuando volvió a la Delegación Electoral del Guayas, a las 17:00, cuando su votación empezaba a revertirse.

A esa hora el sistema del Consejo Nacional Electoral (CNE) ya ponía al candidato de la alianza CREO-PSC, Guillermo Lasso, arriba de Pérez con un 0,01%.

Publicidad

Más policías y militares resguardaban la Delegación, y los allegados a Pachakutik seguían en vigilia desde la mañana al ritmo de música; pero tras conocer que su candidato ya estaba en tercer lugar empezaron a gritar: “El pueblo se levanta si Lasso gana”.

Yaku Pérez les dijo: "Ustedes están escribiendo la nueva historia, así nos roben, ustedes participaron en la minga contra grandes empresas del Ecuador".

Para el candidato del movimiento indígena "históricamente las actas de inconsistencias no han pasado del 4% y ahora pasan del 15%... No quieren mostrar las actas originales, por qué no quieren... Ahí está el fraude, la trampa, la ilegalidad".

De ello también reportaron a la Organización de Estados Americanos (OEA) y a la comunidad intgernacional.

Pérez estuvo en la mañana en la Delegación y desde entonces un grupo de unos 80 simpatizantes hicieron vigilia en los exteriores.

El candidato los llamó a tener calma y entró a la Delegación para emponer sus reparos, como ausencias de actas en los paquetes electorales, supuestos maltratos a sus delegados, observaciones sobre la cadena de custodia de los kits electorales.

Se reunió con las autoridades electorales provinciales. A las 13:00 los reclamos no encontraban alivio. Se suspendió la sesión y el conteo por dos horas para subsanar las dudas de los delegados de Pachakutik. Mientras, afuera hubo enfrentamientos con los uniformados, que usaron gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.

El receso duró tres horas. Y para la reinstalación fue que llegó de nuevo Yaku Pérez, pero ya con otro escenario, el tercer lugar en las votaciones presidenciales.

La sesión se suspendió y con la lluvia torrencial con la que terminaba la tarde y entraba la noche, el candidato de Pachakutik se retiró de la Delegación. (I)