Pase o no a la segunda vuelta electoral para ser gobierno, el movimiento Pachakutik, brazo político de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), se perfila como la segunda fuerza política del país tras las elecciones generales del 7 de febrero de 2021, los resultados oficiales hasta el momento le dan 18,12% de los votos para la Asamblea Nacional –sobre las demás organizaciones políticas a excepción de los corrreístas– y los cálculos proyectan que en provincias también tendrán una buena representación.

Desde 1995, cuando se creó este grupo político como una continuidad organizativa de los levantamientos y luchas históricas desarrolladas por el movimiento indígena del Ecuador su mayor éxito en las urnas ha sido el 11%, dice su coordinador nacional Marlon Santi. Pasaron por el 4%, 5% y 6% y "hasta casi desaparecer con el 2,70% con el compañero Luis Macas" en las elecciones presidenciales del 2006. En otras cuatro presidenciales participaron en alianza.

Este 7 de febrero del 2021 obtuvo 1'590.346 votos para la candidatura de Yaku Pérez, de acuerdo a los datos oficiales escrutados hasta el momento. Esto es 30.502 votos más que Guillermo Lasso, del movimiento CREO.

Repunte frente a sus votaciones pasadas

  • La primera participación en las elecciones presidenciales del movimiento fue en 1996 con la alianza Pachakutik-Nuevo País, el candidato fue Freddy Ehlers y tuvo 785.124 votos, el 20,6%.
  • En las elecciones de 1998 y del 2009 no presentaron candidatos.
  • En el 2002, tras el derrocamiento de Jamil Mahuad, formaron parte de la alianza entre el Partido Sociedad Patriótica y Pachakuitk-Nuevo País que respaldó a Lucio Gutiérrez, que ganó las elecciones de ese año.
  • Su primer candidato propio para la Presidencia de la República fue Luis Macas en el 2006. Obtuvo 119.577 votos, el 2,2% de los sufragios.
  • En 2013 Pachakutik volvió a aliarse para las presidenciales, esta vez con el Movimiento Popular Democrático y con Alberto Acosta de candidato. Lograron 280.539 votos, el 3,3%.
  • Y en las elecciones del 2017 apoyaron junto con la Izquierda Democrática y Unidad Popular la candidatura de Paco Moncayo, quien alcanzó 634.033 votos (6,7%).

La votación de ahora se la atribuyen a la capitalización de la lucha en estos 25 años y además a las protestas que el movimiento lideró en octubre del 2019, cuando el Gobierno eliminó los subsidios a los combustibles, y se logró echar abajo esa medida.

Publicidad

Es la capitalización de la lucha y octubre tiene que ver en estos resultados. Después de dos décadas de racismo, (demuestra) que sí tenemos una propuesta verdadera para todos los sectores del país", Marlon Santi, coordinador Pachakutik

Pachakutik ha conseguido el mayor logro hasta ahora en términos electorales, lo que demuestra una madurez como sujeto político que le permite comenzar a disputar el liderazgo en Ecuador, señala Alberto Acosta, político y candidato por dos ocasiones con el respaldo de este movimiento.

Acosta, expresidente de la Asamblea Constituyente, dice que estos resultados preliminares dan un mensaje claro y que es producto de un acumulado histórico de la lucha de este movimiento.

Este es un mensaje muy claro y muy preciso para que la sociedad ecuatoriana entienda que llegó la hora de desembarazarnos de esas posiciones coloniales, racistas que trataban de marginar a los sectores indígenas y a los sectores populares”, Alberto Acosta, expresidente Asamblea Constituyente

Para Acosta, el movimiento está consolidando sus posiciones en diversos ámbitos y está dando una respuesta que transformaría incluso la Asamblea Nacional.

Y también destaca la elección que se dio de forma paralela en Azuay. “Lo que sucedió en la consulta popular está causando revuelo a nivel internacional cuando más del 80% de la población salió a decir No a la minería Sí al agua, esta es una alianza popular del campo y la ciudad que será vigorosa (...)”, dice.

Considera que esta es la nueva alternativa de gobierno que los ecuatorianos están esperando y que en la Asamblea Nacional deben llegar a acuerdo en temas programáticos concretos. “Esta es un candidatura, insisto, que recoge lo mejor de las luchas indígenas sintonizándose incluso con el movimiento democrático de octubre del 2019 cuando el movimiento indígena y popular protestó contra las medidas del gobierno de Lenín Moreno”.

Dudas de una alianza para segunda vuelta

Para Acosta, Yaku Pérez de pasar a la segunda vuelta no necesita hacer alianzas con las fuerzas “oligárquicas” para ganar, porque tendría que ceder parte de su identidad y eso le pasaría factura. “Es una persona que tiene mucha capacidad de liderazgo, mucha energía y una gran simpatía, a pesar de que recibió impactos de campaña sucia sobre todo del correísmo”.

Publicidad

Mientras Marlon Santi dice a título personal que si no entran a la segunda vuelta electoral, él se iría por el voto nulo. Pero que se instalarán "en una asamblea permanente ni bien terminen de contar los resultados" para tomar una postura.

Más allá de las presidenciales, el avance de los resultados de la elección de asambleístas nacionales ponen a Pachakutik en el segundo lugar con 18,12%. La delantera la lleva la Alianza Unión por la Esperanza (UNES) con 30,39%. Más atrás está la Izquierda Democrática (12,52%), el movimiento CREO (9,86%) y el Partido Social Cristiano (9,50%).

Y los cálculos que maneja Pachakutik indican que en Cotopaxi tuvieron un “voto contundente” que equivale a 41% y tendrían dos asambleístas en esa provincia, donde uno de sus líderes es Leonidas Iza. En Pastaza el 39% y en Morona Santiago 42%, donde están las bases del presidente de la Conaie, Jaime Vargas, indica el coordinador de PK. Con esos dirigentes hubo disputas por las candidaturas. Tras la votación, Santi ve que “hay una discordancia con el actuar de las bases y la crítica que tienen los líderes”.

Mauricio Alarcón, director ejecutivo de Fundación Ciudadanía y Desarrollo, proyecta que Pachakutik tendría 27 de las 137 curules en la Asamblea Nacional, solo le ganaría UNES con 49 y le seguiría la Izquierda Democrática con 18. Además lograría una representación histórica en Guayas, en el distrito 4, y una en El Oro.

Espacios ganados

Yaku Pérez pelea voto a voto el segundo puesto con el líder de CREO, Guillermo Lasso. En el conteo oficial del Consejo Nacional Electoral, su nombre aparece primero en 13 provincias de la Sierra Centro, el Austro y la Amazonía. Ese es su bastión, que representa a más de la mitad del territorio nacional.

Esas 13 eran provincias que en la primera vuelta del 2017 estaban lideradas por Lasso y el correísmo, representado entonces por el actual presidente Lenín Moreno.

Hasta las 13:35 de ayer, Yaku le había arrebatado a Lasso el liderato en 10 provincias y en otras 3 al correísmo.

En ocho provincias, su triunfo es contundente, pues supera el 40% de la votación. El conteo del CNE le da, hasta el momento, una holgada victoria en Cotopaxi, Chimborazo, Bolívar, Cañar, Azuay, Napo, Morona Santiago y Zamora Chinchipe.

En otras cuatro provincias, supera el 30%: Tungurahua, Loja, Orellana y Pastaza. Mientras que el triunfo en Sucumbíos está peleado con Andrés Arauz. La diferencia, según el conteo del CNE, era de apenas dos puntos porcentuales. (I)