Las papeletas de binomio presidencial que se imprimieron con un error no podrán ser destruidas sin la intervención de la Contraloría General del Estado.

Fueron 6’244.000 papeletas de votación con los casilleros para 16 binomios presidenciales que se someterán al escrutinio en las votaciones de este domingo, que se imprimieron con una equivocación originada en el Consejo Nacional Electoral (CNE) en el logotipo del movimiento Amigo, que en lugar de describirla con Am16o, se escribió Mejor Ec, nombre con el que iba a ser inscrita en sus inicios.

Pero además del logo de Amigo, habría otra inconsistencia en el logo de Pachakutik (PK) que tiene el CNE. En la papeleta del CNE consta un caracol recortado, mientras que el que utiliza PK en sus presentaciones está unido.

Desde el 13 de enero pasado, cuando se reveló este error en la impresión que llevaba a cabo el Instituto Geográfico Militar (IGM), el Consejo no ha dispuesto un protocolo para su destrucción.

Publicidad

Al contrario, las mantienen resguardadas tanto en el IGM, como en las instalaciones de la empresa integradora de los paquetes electorales (Montgar), explicó ayer la presidenta del CNE, Diana Atamaint.

La reimpresión de la nueva papeleta con un color distinto (verde) a la original que era lila, le valió al CNE un contrato adicional con el instituto militar por más de $ 410.000.

En relación a esto, durante el sexto Consejo Consultivo que se efectuó el martes pasado, representantes de las organizaciones políticas exigieron a los consejeros respuestas de qué se hará con estos documentos inválidos, para evitar que sean utilizados en la jornada del 7 de febrero y que se afecte a una o varias candidaturas presidenciales.

El vicepresidente del Consejo, Enrique Pita, respondió que este es un asunto que no se puede "tomar a la ligera" y que los documentos aún siguen en el IGM para su cuidado. Además, que se integró una comisión interna para determinar por qué se dio esta equivocación y cuáles serán las acciones por tomar.

"Esto no es fácil de resolver y mandarlo a destruir. Sin la participación de las organizaciones políticas, de un notario público y la participación de la Contraloría. Este no es un asunto que no se puede tomar a la ligera", increpó.

Pita añadió que para evitar la 'recirculación' de esta papeleta se les cambió de color, y no están a disponibilidad de ningún funcionario. Su ofrecimiento fue que en las próximas 48 horas tomarían una decisión.

Publicidad

De su lado, Atamaint hizo ayer un llamado a la calma durante la presentación del operativo conjunto con la fuerza pública para el día de los comicios, y aseguró que no existe ninguna posibilidad de que las papeletas mal impresas sean usadas de "mala manera, puesto que las cambiamos de color".

"No hay manera de pensar que estas papeletas sean mal utilizadas. Las papeletas están en custodia de las Fuerzas Armadas y en protección de la empresa integradora, porque incluso ahí hay resguardo militar y policial", insistió.

Dijo que no se las puede 'dar de baja' sin un protocolo, y por ello solicitaron a la Contraloría que realice una auditoría que determine responsabilidades por este hecho.

Sin embargo, la Contraloría no podría actuar mientras no concluya el proceso electoral.

Esto porque el 25 de septiembre pasado, el órgano de control de los recursos públicos emitió un acuerdo en el que se suspendieron plazos y el inicio de auditorías en la Función Electoral, hasta que no concluyan los comicios nacionales.

Entre tanto, las Fuerzas Armadas aspiran a terminar con la entrega de los paquetes electorales hasta mañana en el territorio nacional.

Fabián Fuel Revelo, director de Operaciones del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, detalló ayer que los kits electorales se han entregado en 18 provincias, y les faltaban Azuay, Santo Domingo de los Tsáchilas, Carchi, Imbabura, Esmeraldas y Pichincha, que lo concluirán entre hoy y mañana.

La papeleta de candidatos al Parlamento Andino, cuya impresión y distribución se retardó por conflictos legales impulsados por el movimiento Justicia Social, se entregó en ocho provincias hasta ayer; y la tarea concluiría este viernes a nivel nacional.

El IGM reportó un avance en la impresión de esta papeleta del 89,64%, correspondiente a 11’746.500, de las 13’107.457 solicitadas para estos comicios.

Para el resguardo del material, su traslado y la seguridad durante la jornada se ha dispuesto la participación de "37.957 hombres", aseveró Fuel.