El sector del transporte pesado decidió incrementar las tarifas de los fletes en su actividad productiva, hasta en el 12,74%, una vez que obtuvo el aval del Viceministerio de Servicios de Transporte del Ministerio de Transporte y Obras Públicas. Las nuevas tarifas entrarían en vigencia de manera inmediata.

El 8 de enero pasado, el Viceministerio de Servicios de Transporte recomendó a los sectores productivos la revisión de las tarifas de los fletes del transporte pesado hasta en 12,74%, tras los importantes ajustes a los precios del diésel, que en ocho meses ya registra un alza de 35% (de 1,00 en junio 2020 a 1,35 en enero 2021) por galón.

En una comunicación, dirigida al presidente de la Federación Nacional del Transporte Pesado el Ecuador (Fenatrape), Luis Felipe Vizcaíno Andrade, el viceministro Jorge Marcelo Loor comunicó al gremio de transportistas que las tarifas no se fijan, sino se acuerdan entre operadoras de transporte y sus clientes. En este sentido dijo que de los análisis realizados por esta cartera de Estado, “debido a la variación mensual del precio del galón de diésel por el mecanismo de bandas dispuesto en el decreto 1054 de mayo 2020, los costos de operaciones de transporte pesado se incrementarían hasta el 12,74%”. Así exhortó al gremio para que las nuevas tarifas de transporte pesado no sobrepasen ese valor porcentual.

En este sentido, considerando que el transporte es un pilar de la economía, Loor indica “recomendamos a los sectores productivos y comerciales la revisión de las tarifas de los fletes del transporte de la carga pesada, coadyuvando a sincerar la estructura de costo de transporte pesado en el Ecuador”.

Publicidad

Para la Federación Nacional de Transporte Pesado (Fenatrape) este incremento no representa un impacto en los precios de venta de productos al consumidor final, “el efecto final de incremento para los productos no supera una milésima de dólar para el sector producto y comercial del país”, indicó Fenatrape.

En días pasados la Fenatrape ya había manifestado su preocupación frente al incremento del diésel y había dicho que de acuerdo a las proyecciones, para mayo de 2021, el precio ya habría registrado el 1,51% de incremento.

Entre tanto, desde el Ministerio del Transporte se informó que el Gobierno y el sector del transporte terrestre han mantenido un diálogo permanente desde octubre de 2020 tanto para reducir el impacto económico por el precio de los combustibles y también para mitigar el efecto en sus actividades debido a las restricciones de movilidad durante el confinamiento por la pandemia por el COVID-19.

De manera coordinada Trasporte, el Ministerio de Gobierno, Producción, Economía y Energía han logrado proponer ciertas compensaciones para los transportistas a nivel nacional, de carga pesada, inter e intraprovincial, escolar e institucional, turismo, entre otros.

Hasta el momento se han llevado a cabo alrededor de 15 reuniones técnicas entre los equipos técnicos interinstitucionales y los delegados técnicos de los distintos gremios de transporte. Asimismo, se han mantenido cinco mesas de trabajo con los representantes del transporte público y comercial, a fin de analizar los insumos técnicos y legales para viabilizar las compensaciones.

Por ejemplo, se ha expedido el reglamento de carga pesada, insumo necesario para esta modalidad, así como el reglamento para la elaboración de estudios de necesidad para el transporte comercial turístico, mixto, cuenta propia, carga pesada. Se dio una prórroga de dos años para la renovación de las unidades vehiculares fuera del cuadro de vida útil. Se esperan más reuniones en todo el mes de enero.

Entre tanto, ayer la Federación de Transporte Urbano del Guayas (Fetug) solicitó el incremento de la tarifa del transporte en esa provincia a 40 centavos.

Christian Sarmiento, quien es presidente de este gremio, explicó que la primera opción era que se mantenga el subsidio para el transporte urbano, pero dado que no es posible, entonces piden el incremento de la tarifa.

Indicó que los gastos no les permiten mantener de manera eficiente el servicio y más bien registran pérdidas. (I)