Los permisos de operación que mantenía Tame EP han sido revocados y las frecuencias que deja la aerolínea de bandera nacional irán a compañías que quedan en el mercado doméstico.

El Consejo Nacional de Aviación, instancia que otorga las autorizaciones para volar, ha decidido revocar al menos cinco permisos de operación que mantenía Tame, entre frecuencias domésticas, de integración fronteriza y en el marco de la Comunidad Andina.

La decisión se adoptó en las últimas semanas luego de análisis efectuados por la situación que atraviesa la compañía, que está en proceso en liquidación. Tame, por decisión del Gobierno, suspendió sus operaciones en medio de la pandemia del COVID-19.

Publicidad

La aerolínea acumulaba deudas que se ahondaron con la crisis generada por la pandemia. El cese de operaciones generó que cientos de pasajeros se queden con boletos comprados.

Fernando Fiallos, abogado especialista en derecho internacional y derecho aeronáutico, explicó que la revocatoria se produce porque se trata de concesiones de frecuencias, es decir, pertenecen al Estado.

Con eso, el Estado puede reasignarlas a otras aerolíneas que estén interesadas. "Al revocar las frecuencias a Tame, se liberan y pueden ser explotadas por otra aerolínea", indicó Fiallos.

Publicidad

Roberto Córdova, liquidador de Tame, aseguró que la revocatoria de los permisos es parte de proceso de liquidación. "La línea aérea no va a volver", sostuvo.

De hecho, el Consejo Nacional de Aviación ha ido reasignando temporalmente rutas a compañías que están operativas.

Publicidad

Por eso, en una de las resoluciones, resolvió que se consulte a la compañía Latam Airlines Ecuador si se encuentra en capacidad para asumir definitivamente las frecuencias de Tame que tiene reasignadas provisionalmente.

Dentro de las rutas por definirse y que aún no se han revocado están Quito - Guayaquil - Baltra - Guayaquil - Quito, hasta catorce frecuencias semanales; Quito - Guayaquil - San Cristóbal - Guayaquil - Quito, hasta cinco frecuencias semanales; Quito - Baltra - Quito, hasta tres frecuencias semanales; y Guayaquil - Baltra - Guayaquil, hasta tres frecuencias semanales.

"La resolución sobre la revocatoria de estas rutas será adoptada una vez que el Consejo Nacional de Aviación Civil conozca la respuesta de la compañía Latam", refirió esa instancia en una resolución.

Días atrás, Daniel Leng, gerente de Latam Ecuador, adelantó que la compañía tenía planes de tener un mayor rol en el mercado doméstico por el espacio que ha dejado Tame.

Publicidad

Venta de aviones se complica por coactivas

La venta de los activos de Tame está frenada. Procesos de coactiva iniciados por Petroecuador y la Dirección General de Aviación de Ecuador (DGAC) complican el cierre definitivo de la aerolínea pública.

Petroecuador reclama unos 200 millones de dólares a Tame por concepto de combustible, mientras la DGAC pide más de 1 millón por tasas y otros rubros.

Roberto Córdova, liquidador de Tame, señaló que esos procesos impiden que se pueda avanzar en la venta de activos de la compañía. Así, por ejemplo, la venta de los aviones tiene ese obstáculo. "Estamos tratando de destrabar el proceso para proseguir con la venta de las naves", dijo Córdova.

La valoración del equipo aeronáutico de Tame bordea los 25 millones de dólares.

Al no poder vender bienes para generar recursos que permitan responder a las deudas, el proceso de reembolso a quienes se quedaron con boletos comprados también se dilata. La línea debe 5,7 millones de dólares en reembolsos a unos 80.000 clientes, naturales y empresas.

Los pasajeros han llenado formularios para entrar en la lista de personas a quienes se les debe liquidar valores. En la lista hay personas que tienen valores por cobrar por encima de los 1.000 dólares. (I)