Una de las medidas tomadas por el gobierno nacional para evitar la propagación del COVID-19 en estos días festivos por Navidad y fin de año fue la adopción de la denominada ley seca.

Así, desde el lunes 21 de diciembre se prohibió la venta y consumo de bebidas alcohólicas en espacios públicos, desde las 22:00 a 04:00. La medida regirá por 15 días, es decir hasta el 5 de enero del 2021.

Aparte de la ley seca, también se tomaron acciones sobre espacios donde el consumo de bebidas alcohólicas es común. Por ejemplo, quedó prohibida la apertura de bares, discotecas y centros de tolerancia y/o actividades conexas por 15 días, en los cantones en los que ya se había permitido su funcionamiento.

También se limitó el número de participantes a reuniones sociales a un máximo de diez personas; y la restricción del acceso a playas los días 24, 25, 31 de diciembre de 2020 y 1 de enero de 2021. En tanto que los restaurantes podrán operar con una capacidad máxima del 30%.

Las medidas tomadas por el gobierno responden a las aglomeraciones de ciudadanos registradas en varios puntos del país, así como a los reportes de las autoridades británicas sobre la aparición de una nueva cepa del coronavirus SARS-CoV-2, que sería más contagiosa. (I)