A días de que se realice la prueba teórica, que es parte de la fase de oposición del concurso para seleccionar y designar a 16 jueces para la Corte Nacional de Justicia (CNJ), el proceso suma una crítica más, la misma que se refiere a supuestas inconsistencias en el banco de preguntas, que son públicas desde el martes último en la página web de la Función Judicial.

La postulante Mayte Benítez, en una entrevista para Ecuavisa, aseguró ayer que el banco de preguntas que se notificó por parte del Consejo de la Judicatura (CJ) tendría "graves inconsistencias".

La prueba teórica se realizará el sábado 12 de diciembre próximo de forma simultánea en el edificio matriz del CJ en Quito y en el Complejo Judicial Norte, también ubicado en la capital. Una vez que concluya la prueba teórica, cada postulante recibirá inmediatamente los resultados impresos. En esta prueba están en juego 35 puntos.

La jurista en libre ejercicio mencionó como ejemplo el que, supuestamente, se realizarían preguntas en tiempo presente de leyes que han sido derogadas. "Aquí se habla de, por ejemplo, sobre el valor especulativo del suelo. Este impuesto fue derogado por ley en 2008. ¿Qué va a pasar con las personas a quienes les toque este tipo de preguntas? Y no solo es una, sino son varias preguntas".

Publicidad

Este hecho, para la aspirante a un cargo en la Sala Tributaria de la CNJ, no es el único argumento que mantiene para pedir que se suspenda, antes que se dé la prueba teórica, el concurso y se convoque a uno nuevo. Ella aseguró que han existido irregularidades en el proceso de calificación y recalificación de méritos, que han generado bajas calificaciones, en especial de los profesionales en libre ejercicio.

Para Benítez el concurso también debe ser declarado nulo por parte del CJ debido a que se ha permitido de última hora, violentando el reglamento, el ingreso de otro participante. Esa inclusión, según dijo la aspirante, no les fue notificada a ellos, no está publicada en la página web, sino que solo se comunicó a la Veeduría Ciudadana que vigila el proceso.

Diario EL UNIVERSO solicitó una respuesta oficial al CJ sobre estos temas, pero hasta el mediodía de ayer eso no sucedió.

Lo que sí se conoció es un comunicado en el que el CJ lamentó que el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs) considere que sus inquietudes y observaciones sobre el concurso no fueron satisfechas en su totalidad por el CJ y su director, Pedro Crespo, quien compareció ante el Cpccs.

Respecto al proceso de selección, hace dos semanas el Cpccs exhortó al CJ a que "considere declarar la nulidad parcial o total" del concurso, debido a fallas y errores que habrían sido señalados en informes de la Veeduría Ciudadana que hace seguimiento al concurso. El CJ pidió al Consejo de Participación que remita el informe técnico-jurídico que sirvió de base para el exhorto.

Para solventar cualquier duda complementaria, el CJ aseguró que las inquietudes o requerimientos del Consejo de Participación deben ser presentados oficialmente, cosa que hasta el momento sobre esta temática no se había dado, según se explicó en el comunicado. Además se aclaró que toda la información relativa al concurso para jueces de la CNJ estaría publicada en la página web institucional.

La tarde de ayer, el pleno del CJ continúo con su planificación para el proceso de selección, y en sesión ordinaria y con presencia de miembros de la Veeduría Ciudadana realizó el sorteo aleatorio de los notarios que darán fe de la prueba teórica de la fase de oposición. (I)