La investigación oficial sobre el origen del coronavirus es una tarea pendiente para la autoridades internacionales.

Por ello, este lunes el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró que la misión que trabajará para encontrar una respuesta empezará su labor en la primera ciudad afectada: Wuhan (China).

"La posición de la OMS ha sido muy clara: empezaremos el estudio en Wuhan, veremos qué ocurrió allí, y basándonos en la información obtenida exploraremos si hay otras vías que convenga estudiar", señaló Tedros, quien criticó los intentos de politización alrededor de esta investigación.

"Por favor, no politicen este asunto, estamos haciendo todo lo posible basándonos en la ciencia y esta politización representa un obstáculo para investigar", se quejó Tedros, quien aseguró que entender el origen del coronavirus ayudará a prevenir futuros brotes y pandemias.

La teoría de que el coronavirus pudo surgir fuera de China, dado que algunos estudios científicos han detectado su posible presencia en Europa ya en 2019, es defendida por muchos medios oficiales del país asiático, mientras que en la prensa occidental presiona con frecuencia a la OMS para que investigue en Wuhan.

"No nos detendremos a la hora de conocer el verdadero origen del virus, basándonos en la ciencia, sin politizarlo o tratar de crear tensiones en el proceso, y pedimos a todos que cooperen", aseveró este lunes Tedros.

La OMS ha publicado la lista de expertos que integrarán la misión investigadora, compuesta por científicos de Estados Unidos, Japón, Rusia, el Reino Unido, Países Bajos, Dinamarca, Australia, Vietnam, Alemania y Catar.

Algunos están ligados a la OMS, otros a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y otros a la Organización Mundial de Sanidad Animal.

"Seremos lo más transparentes posible, por eso hemos publicado la lista de expertos, y toda la información estará disponible para que otros la vean, porque no tenemos nada que esconder, nosotros queremos saber el origen y no quiero que haya confusiones al respecto", insistió el máximo responsable de la OMS. (I)