El doctor Francisco Pérez, director de políticas y planeamiento de la Secretaría de Salud del Municipio de Quito, hace una evaluación de la situación de la pandemia en Quito.

¿Cómo está la situación de ocupación de los hospitales en Quito?

En cuanto a la ocupación de los hospitales no tengo los datos, los datos los maneja el Ministerio de Salud Pública.

Lo que le puedo decir es que durante estas semanas hemos visto que ha comenzado a aumentar el número de casos en los hospitales y que la situación de las camas de cuidados intensivos sigue siendo la que era anteriormente, es decir, que tenía una ocupación alta y que existe una lista de espera no muy extensa como en los primeros meses de pandemia.

Publicidad

¿Cómo están las necesidades de camas en Unidades de Cuidados intensivos?

El tema de las camas también es del Ministerio de Salud Pública, yo le hablo de las cosas que nos comunican a nosotros y nos dicen que ha aumentado el número de pacientes hospitalizados en las últimas semanas y que las camas de cuidados intensivos siguen teniendo problemas en cuanto al número de camas disponibles.

Entonces, ¿están aumentando las necesidades de atención en salud?

Lo que nos cuentan es que existen camas disponibles en hospitalización y que en UCI no. No podría asegurar si están aumentando (las necesidades), porque esos son temas que maneja el Ministerio de Salud Pública quien es el dueño de las camas.

¿Cuál es su apreciación general de la situación en Quito?

Que los casos de Covid-19 en Quito se mantienen constantes. Que en las últimas tres semanas se han mantenido más o menos con un contagio sostenido, alrededor de 2 mil casos semanales desde hace dos semanas y que, precisamente, a pesar de que exista aumento de la movilidad y que se haya perdido el Estado de Excepción, se ha conseguido que en el Distrito Metropolitano de Quito no exista una explosión abrupta de casos, es decir, un repunte importante y que complique más la situación de los hospitales.

Publicidad

En ese sentido, nosotros creemos que la ciudad de Quito, con las medidas que se están tomando, tanto de control como de movilidad y también el trabajo que hace el Municipio con sus brigadas y el trabajo que hace también el Ministerio de Salud hacen posible que la atención sea oportuna.

Hemos atendido a más de 60 mil personas en los barrios y estas atenciones han contribuido a que las personas no vayan hacia los hospitales, dando un respiro a los mismos.

De estas 60 mil personas, más o menos, hemos testeado casi a 40 mil, hemos tenido una tasa de positividad del virus de alrededor del 20 por ciento y a todas estas personas que nosotros diagnosticamos, como Municipio de Quito, entregamos los resultados en 24 horas y tras ese resultado, si es positivo, ordenamos el aislamiento y además hacemos un seguimiento de los casos y de los posibles contagios.

Estoy seguro que ayuda a que no exista esta explosión de casos que es lo que nosotros no queríamos que pase después de la pérdida del Estado de Excepción y creo que lo estamos consiguiendo, pero todavía tenemos mucho camino por recorrer, porque todavía existe una infección sostenida en el Distrito Metropolitano de Quito (I).