Esta mañana, en el programa "De frente con el presidente", el mandatario Lenín Moreno anunció que la vacuna contra el COVID-19 estaría disponible desde enero del 2021 para Ecuador, que se vacunaría a 30.000 personas por día y a no menos de nueve millones de personas.

"Entiendo yo que ya tendremos la posibilidad de empezar a vacunar en el primer mes del próximo año", dijo Moreno.

El ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos agregó que el proceso de vacunación duraría entre seis y nueve meses y dependen de la que se adquiera porque, por ejemplo, Pfizer requiere una cadena de frío más sofisticado que otros.

El Gobierno está analizando todas las opciones de las farmacéuticas privadas y las alianzas internacionales para acceder a la vacuna, entre estas están: Covax, AstraZeneca, Pfizer y BioNTech, Jhonson y Jhonson y Moderna.

Publicidad

Zevallos señala que aproximadamente el 30% de la población en Ecuador ha contraído la enfermedad, es decir, una de cada tres personas adultas ya han sido infectados y, hasta el momento, no se sabe si van o no a necesitar de las vacunas, "es probable que no lo necesiten".

Días atrás, el ministro Zevallos había señalado que la vacuna se empezaría a aplicar en el primer semestre del próximo año, antes señalaron que sería entre marzo y abril.

Sin embargo, las autoridades de gobierno también han recalcado que dependerá del avance de los laboratorios. "Las vacunas llegarán el momento en que estén listas, el momento en que se haya comprobado la eficiencia y eficacia", dijo Moreno, al iniciar el programa radial.

Zevallos aclaró que no se impide a nadie la importación de las vacunas, pero sí debe ser reglada y regulada por el Ministerio de Salud.

Sobre la coordinación entre el Ministerio de Salud y el Instituto de Seguridad Social (IESS) para el proceso de vacunación, Jorge Wated manifestó que el sistema de salud estará integrado totalmente para poder atender la vacunación, y un afiliado podría también vacunarse en el sistema de salud pública.

Respecto a la corrupción detectada en los hospitales en la adquisición de medicamentos, Moreno señaló que "parecería ser" que había mafias enquistadas, desde hace siete u ocho años, que comprometían a los gerentes de los hospitales y por eso es necesarios cambiar el sistema.

El mandatario ratificó que un mecanismo de compra única, con un operador internacional, contratado por concurso, con plataforma digital para hacer el seguimiento de las compras, ayudaría a prevenir en mayor medida la corrupción. (I)