Durante tres días, del 24 al 26 de noviembre próximo, Guayaquil será la sede de la Aquaexpo 2020, organizada por la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA), bajo estrictas medidas de bioseguridad debido a que la modalidad de la cita será mixta: presencial y virtual.

José Antonio Camposano, presidente de la CNA, señaló este martes que el evento presencial se realizará en el Centro de Convenciones de Guayaquil que será adecuado para cumplir los estándares nacionales e internacionales de bioseguridad, mientras que quienes opten por mantenerse en sus oficinas u hogares, o no puedan viajar al Ecuador, tendrán la posibilidad de seguir el evento virtualmente.

"La feria ha tenido un cambio sustancial en su diseño con corredores más anchos, se adecuó para que sea la primera feria del Ecuador bajo estándares internacionales del COVID-19", aseguró el dirigente gremial.

Sobre las medidas que se adoptarán, detalló que se instalarán túneles de desinfección al ingreso del recinto, se tomará la temperatura, se hará el conteo automatizado de visitantes para controlar el aforo máximo permitido, el uso obligatorio de mascarillas y habrá dispensadores de gel antibacterial al ingreso y en varios puntos del establecimiento.

Añadió que se modificó también el programa habitual de este tipo de eventos, acostumbrados a cuatro días.

La diferencia, explicó Camposano, es que la noche del lunes 23 que debería ser la inauguración se cambió para la mañana del 24, para evitar actos sociales muy grandes con gran afluencia de personas; y luego se pasaría directamente al congreso que contará con más de 30 expertos internacionales y nacionales en patología, nutrición, genética y otros aspectos.

"Obviamente el 2020 no es como el 2019 y años anteriores... se están tomando y se tomarán todas las medidas de bioseguridad, pero vamos a ir más allá para garantizar que este evento se lleve a cabo con todas las seguridad para seguir generando inversiones", sostuvo Camposano, quien lamentó que la cadena camaronera no estuvo exenta de los golpes de los efectos de la pandemia y una de las más grandes crisis económicas globales.

"Estamos enfrentando precios muy bajos porque hay mercados que se están cerrando. El nivel de precios no acompañan el costo que tenemos", precisó Camposano, quien reconoció que el 2020 se esperaba que sea un año muy prometedor para la industria camaronera, lo que no ha sucedido y al contrario buscan por lo menos igualar las cifras del 2019, cuando Ecuador exportó $ 3.890 millones. (I)