Desde la tarde del domingo, luego de la renuncia del presidente interino Manuel Merino, hay un vacío de poder en Perú y este no se ha podido llenar en el Congreso, que primero debe escoger al líder del parlamento para que este luego asuma la presidencia del país.

La crisis política desatada la semana pasada con la destitución del expresidente Martín Vizcarra por parte del Congreso -de manera inconstitucional, según varios expertos- agravó la crisis política que vive el país por la falta de acuerdo entre sus políticos y por los casos de corrupción que envuelve a varios expresidentes y otros políticos en los últimos años.

Esta crisis se agravó con multitudinarias manifestaciones en contra de Merino, quien terminó renunciando tras la muerte de dos jóvenes en las protestas y denuncias de abuso policial.

El domingo en la noche el Congreso aceptó la renuncia de Merino y se disolvió su mesa directiva para tratar de elegir una mesa directiva nueva para que quien la presidiera asuma la presidencia de la república. Sin embargo, tras lograr un acuerdo entre portavoces la votación no se logró. La elegida era Rocío Silva Santisteban, del Frente Amplio, y considerada una política de izquierda moderada.

Publicidad

Ahora se debe escoger a otro candidato entre los diputados. Según Silva Santisteban, este lunes se podrán presentar otras candidaturas hasta las 13:00, puesto que la sesión del Congreso empezará las 14:00.

Esta mañana se hablaba que una terna sería liderada por el diputado Francisco Sagasti, del Partido Morado. Él también fue parte de la primera terna rechazada, pero en esa estaba de segundo, es decir, la intención era que asuma la presidencia del parlamento.

El Partido Morado también anunció inicialmente que si Sagasti era elegido, cuando asuma el cargo iba a someter a votación la anulación de la vacancia presidencial con la que se destituyó a Vizcarra, pero luego desistió esta idea al ver que no prosperaría, según el diario peruano El Comercio.Mientras se trata de encontrar un acuerdo, Perú sigue con un vacío de poder -que pronto cumplirá 24 horas- en el Ejecutivo y en el Legislativo .

Por ello, otros sectores concentran su atención también en lo que pueda decidir el Tribunal Constitucional, pues si este falla que la vacancia presidencial fue inconstitucional se abriría la puerta a que Vizcarra pueda regresar al cargo. Incluso él ha mencionado que no le molestaría volver, según el diario La República.

Sin embargo, esta opción habría que discutirla legalmente y, algo más difícil, encontrar que se pueda políticamente.

El Tribunal Constitucional iniciará este lunes al mediodía una sesión extraordinaria para resolver el tema de la legalidad de la vacancia. (I)