Nota actualizada el 16 de noviembre del 2020

El Congreso de Perú no logró consenso en la madrugada de este lunes para elegir al sucesor del expresidente interino Manuel Merino, quien solo duró unos días en el cargo. Lista única encabezada por Rocío Silva Santisteban (Frente Amplio) no alcanzó los votos requeridos, pese a conversaciones previas.

Merino renunció el domingo tras una semana de protestas que dejaron la víspera dos muertos y más de 100 heridos, en una decisión que aplaudieron los peruanos pero sin tener un panorama claro de lo que sigue en el país.

Rocío Silva solo alcanzó 42 votos de respaldo contra los 52 que estuvieron en contra de su ascensión. Otros 25 congresistas se abstuvieron, detallan el diario El Comercio de Perú. Necesitaba 60 votos para ser aprobada.

Publicidad

Se tiene previsto que el Pleno del Congreso se vuelva a reunir a las 14:00 de este lunes.

Merino, tercer mandatario desde 2016, orquestó desde el Congreso la destitución de su antecesor Martín Vizcarra, un líder popular que inició una cruzada anticorrupción, hundiendo al país en su peor crisis política en décadas. El ascenso de Merino al poder lo convirtió en el centro del repudio de millones de jóvenes que lo consideraron un usurpador.

En un mensaje a través de la televisora estatal, Merino se despidió indicando que actuó dentro de la ley, pese a que los manifestantes lo acusaron de dar un golpe parlamentario. “Yo, como todos, quiero lo mejor para nuestro país”, dijo. Gobernó seis días en los que jamás se mostró en público.

El domingo los manifestantes frente al Parlamento recibieron su renuncia con algarabía gritando “sí se pudo”. En muchos edificios capitalinos golpearon sus cacerolas con cucharones y en la plaza San Martín, a pocas cuadras del Congreso, cientos en bicicletas hicieron sonar sus bocinas.

Miles de manifestantes con las camisetas rojiblancas de la selección peruana de fútbol se congregaron a protestar frente al Parlamento a esperar las nuevas designaciones. Muchos gritaban “asesinos” a los policías que formaban una muralla para evitar el acceso al edificio legislativo.

Los líderes del Parlamento unicameral anunciaron que elegirán durante la jornada a uno de los 130 legisladores que se convertirá en el líder interino y que debe gobernar hasta julio de 2021.

Publicidad

Vizcarra, destituido el lunes con 105 votos por el Congreso, salió a la parte frontal del edificio donde vive y criticó que el Parlamento empujó a una “crisis política que tiene cinco días paralizado al Perú, con muertos...”.

Exigió al Tribunal Constitucional a reunirse de urgencia el domingo para que tome una decisión y se “pronuncie de una vez ante la crisis (en) que estamos”. El Tribunal anunció luego que se reunirá recién el lunes.

Vizcarra fue destituido al aplicársele una vaga cláusula de la carta magna del siglo XIX que los expertos dicen puede usarse al antojo de quien la invoque. En el siglo XIX significaba “locura”, pero ahora muchos lo relacionan a una mancha de corrupción.

El exmandatario dijo en referencia a Merino que “ha salido un dictadorzuelo de palacio, no se trata de cambiarlo por otro”.

“El lunes 105 personas maltrataron nuestra constitución para tomar por asalto el poder ejecutivo...por contubernios se pusieron de acuerdo para captar el poder”, añadió en relación con su destitución.

Perú tiene mucho en juego actualmente: está sufriendo uno de los brotes de coronavirus más letales del mundo, y los analistas políticos dicen que la crisis constitucional ha puesto en peligro la democracia del país.

“Creo que esta es la crisis democrática y de derechos humanos más grave que hemos visto desde Fujimori”, señaló el analista Alonso Gurmendi Dunkelberg, refiriéndose al gobierno turbulento del otrora hombre fuerte Alberto Fujimori (1990 y 2000).

La noche del sábado, la policía reprimió a miles de manifestantes que repudiaban a Merino. La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos informó que, además de los dos muertos otros 112 resultaron con heridas en las protestas. (I)