Una misión de observación electoral compuesta por personas de 13 países del continente han indicado que no hay señal de presunto fraude en las elecciones.

De acuerdo con una publicación del medio estadounidense Telemundo, 28 observadores -de países como Brasil y Colombia- estuvieron presente en los comicios efectuados en estados clave como Georgia y Michigan, y no observaron irregularidades.

El grupo es parte de la Organización de Estados Americanos (OEA), que fue invitada por el gobierno del presidente Donald Trump, a través del Departamento de Estado (la cancillería de ese país), ha monitorear los comicios en centros de votación y de conteo.

En tanto, estos observadores mencionaron que sí pudieron observar a personas que llegaban a los lugares del conteo y se ponían agresivos para pedir que se detenga el proceso, en especial en Detroit (Michigan) y en centros de Pensilvania y Arizona, dos de los estados claves que, según las proyecciones finales, ganó el candidato Joe Biden.

Publicidad

También dijeron que aunque no vieron irregularidades, el candidato presidente Trump tiene el derecho de pedir la revisión de las cifras, pero recomiendan que los candidatos que piensen que han sido afectados de alguna manera deben ser responsables con lo que dicen y no crear dudas y especulaciones sobre las elecciones, y presentar sus reclamos ante los tribunales con sus respectivos fundamentos.

En tanto, este martes también se conoció que el secretario de Estado, Mike Pompeo, creó polémica al decir que la única transición sin tropiezo sería para un segundo mandato de Trump.

Así lo dijo en un rueda de prensa, aunque de una forma un poco burlona, por lo que no quedó claro si se trataba de una broma o no.

"El mundo debe estar confiado en que habrá éxito en la transición necesaria para asegurarse de que el Departamento de Estado sea funcional hoy, exitoso hoy, y que también lo sea con el presidente que esté al mando a partir del mediodía del 20 de enero", dijo Pompeo ante la pregunta de un periodista sobre la transición.

El equipo de abogados de Trump ya ha iniciado acciones legales para impugnar los resultados en varios estados claves en los que terminó perdiendo por márgenes pequeños o no muy amplios.

Aunque varios miembros de su partido (Republicano) no han avalado las acusaciones de fraude, han aumentado las voces que piden esperar a que se termine los conteos y se resuelvan las acciones legales para dar como ganador oficialmente a Biden. (I)