Dos bajas importantes en las empresas petroleras ocurrieron en menos de 24 horas, en este feriado. Ricardo Merino y Juan Carlos Bermeo renunciaron a sus cargos de gerente de Petroecuador y de Petroamazonas, respectivamente.

Las salidas se dan en un momento complejo de ambas empresas en las cuales se vive una fusión y en medio del tratamiento de temas delicados como nuevos contratos de venta de crudo a China (atados a financiamiento); una posible suspensión de ventas spot con el fin de cubrir el volumen de crudo que requeriría China; así también la determinación de la tarifa a pagar al OCP; contratación de seguros petroleros; concesión de Sacha, entre otros.

Merino sale apenas dos meses después de haber asumido el cargo. Él remplazó a Pablo Flores en un momento polémico cuando Flores había renunciado con una dura carta, en la que exponía diferencias con el ministro de Energía, René Ortiz, sobre el pago de la tarifa al OCP, así como el proceso de contratación de seguros petroleros todo riesgo.

En ese momento, el directorio nombró a Merino y Ortiz le dio instrucciones de llevar adelante el proceso de seguros y resolver el tema del OCP, respetando el debido proceso y los contratos. Finalmente, Merino dio de baja la licitación de seguros, pero se la volvió a convocar enseguida. El tema de la tarifa del OCP queda sin resolución aún.

Merino tampoco dio paso a la aprobación por parte de Petroecuador de un informe que viabilizaría la compraventa de crudo por parte de empresas chinas a la petrolera estatal, pero que está atada a una operación financiera.

Sobre este tema, Merino comentó en su carta de renuncia: “En el proceso de la suscripción del contrato comercial para acceder a un crédito con el Banco Industrial y Comercial de China (ICBC) y el Banco de Desarrollo de China (CDB) por la relevancia del mismo debo sugerir se realice el análisis objetivo y técnico por parte de las diferentes carteras de Estado e instituciones intervinientes relacionadas con la determinación de la disponibilidad de producción de crudo y volúmenes programados de entrega, de tal manera que se evidencie el cumplimiento de la normativa expedida para el efecto y de las recomendaciones de la Contraloría General del Estado, relacionadas con este particular”.

Entre tanto, Juan Carlos Bermeo, que estuvo desde febrero pasado, adujo problemas de salud y personales para su salida.

Sobre el tema, el Ministerio de Energía informó que tras la renuncias y conforme a la normativa vigente, se convocará a directorios de cada una de las estatales petroleras para ponerlas en conocimiento oficial de sus miembros y se designen a sus encargados. También indicó que los gerentes seguirán en funciones hasta que sean remplazados oficialmente. El ministerio aseguró que la cadena de valor: producción, transporte, refinación y comercio de crudo y sus derivados está garantizada. (I)