La hazaña del italiano Elia Liut se replicará, según lo planificado, el mismo día y hora que hace cien años. Un grupo de apasionados pilotos recorrerán todo el país en avionetas y en su trayecto repetirán el viaje de El Telégrafo I que se dio el 4 de noviembre de 1920. Incluso uno de los aventureros construyó una aeronave similar a la que inauguró oficialmente esta actividad en Ecuador.

Recorrer el país en un avión fue idea de Bryan Miranda, un piloto profesional ecuatoriano que entre sus logros tiene el haber cruzado Argentina de norte a sur en un monomotor.

Hace un año empezó a desarrollar la idea, que por la llegada inesperada del COVID-19 tuvo varios contratiempos; sin embargo, el proyecto está listo y tiene el apoyo de la Embajada de Italia en Ecuador, indicó el piloto.

Publicidad

Miranda cuenta que la iniciativa es para celebrar los 100 años de la aviación en Ecuador, pero con el paso de los meses tuvo otra motivación: dar un mensaje de aliento en medio de una crisis social, económica y anímica que vive el mundo por la pandemia del coronavirus.

Para dar el valor histórico que merece el piloto italiano Elia Liut, quien en los libros de historia es recordado como el Cóndor de los Andes, hará un viaje por varias provincias.

Prevé realizar un 'Raid' o circuito aéreo entre el 1 y 7 de noviembre. Si el clima lo permite despegarán desde Latacunga, avanzará por Tulcán, Tachina, Manta, Guayaquil, Cuenca, Macas, Shell, Riobamba, Ambato, Latacunga y Quito. Lo hará en una aeronave HC-CMF CESSNA 172 (T-41) en compañía de Jorge Panching y el fotógrafo Florent Trivalat.

Publicidad

Si bien la mayoría del trayecto lo hará Miranda y su equipo, para la ruta Guayaquil-Cuenca se sumarán otras cuatro aeronaves. Entre ellas el 'Liut', un biplaza construido por Juan Rodríguez, un piloto profesional cuencano, que quiere rendir un homenaje a esta ciudad por sus 200 años de independencia española.

El Liut es un avión moderno, pero que, según Rodríguez, tiene el alma de El Telégrafo I.

Publicidad

Este modelo Fisher clásico es para un tripulante, mide 5,15 metros de largo por 1,86 Metros de alto y sus alas tienen 6,7 metros. Su motor es un Rotax ULS 912 de 100 caballos de fuerza y su hélice es de madera con tres palas. Lo construyó entre el 2003 y 2010 con una inversión de $ 35.000, siendo lo más caro el motor que importarlo le costó $ 20.000.

Hasta el momento esta pequeña aeronave tiene alrededor de 40 horas de vuelo.

Con notoria emoción cuenta que cumplir este trayecto siempre fue su sueño no solo por su pasión a los aviones, sino por realzar la figura de Elia Liut. Pero también porque en medio de una crisis. “Es necesario que conozcamos estas hazañas para reinventarnos”.

Aunque el arribo original del piloto italiano fue en la zona sur de Cuenca, en un sector conocido hace un siglo como Jericó, cercano a la parroquia rural Baños, en este 2020 esperan llegar a las 11:30 del 4 de noviembre al aeropuerto Mariscal Lamar. Ya están adelantadas las gestiones con la Dirección General de Aviación Civil y las autoridades locales.

Publicidad

Para darle más realismo a su viaje volará con las prendas de vestir similares a la de los pilotos del siglo pasado. (I)