(Actualizado a las 21:40)

El trabajo articulado entre el Grupo Antiextorsión y Secuestro (Gaula) de Colombia y la Unidad Antisecuestros y Extorsión (Unase) de la Policía ecuatoriana logró la madrugada de este jueves el rescate del ecuatoriano Dani Pacho Mina, de 37 años de edad, oriundo de Esmeraldas y radicado en Quito.

Oswaldo Forero, comandante del Grupo Militar Cabal de Ipiales, dijo a EL UNIVERSO que este nuevo rescate es producto de las tareas en conjunto que llevan adelante los ejércitos y policías de ambos países, a través de la operación binacional Espejo.

Según autoridades, el ecuatoriano fue invitado al vecino país para realizar un negocio. Tras llegar a Tulcán, se trasladó a Ipiales (Colombia) por una de las trochas que comunican a las dos ciudades, ante el cierre del puente internacional de Rumichaca. En la localidad colombiana abordó un taxi, cuyos ocupantes procedieron a secuestrarlo.

El hecho se registró el pasado lunes 21 de septiembre, identificándose los captores como milicianos de las FARC. Luego de arrebatarle el celular, los supuestos guerrilleros se comunicaron con sus familiares pidiéndoles $20 mil dólares para liberarlo.

Los parientes habrían decidido comunicar el hecho a la Unase, activándose las policías de los dos países para dar con el paradero de Pacho Mina. Según Forero, los delincuentes al verse perseguidos retornaron a Tulcán y más tarde volvieron a Ipiales.

La persona secuestrada fue localizada en una vivienda del vecino país por efectivos policiales colombianos.

Autoridades informaron que dos personas quedaron detenidas tras la intervención al inmueble.

La tarde de este jueves, las autoridades policiales del vecino país entregaron a los familiares al ecuatoriano en el paso binacional de Rumichaca.(I)