La compañía de asfalto Sargeant Marine se declaró culpable de conspiración para violar las disposiciones contra el soborno de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero y acordó pagar una multa de 16,6 millones de dólares para resolver sus cargos, reveló el último martes el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

La empresa confesó que entre 2010 y 2018 pagó millones de dólares en sobornos a funcionarios en Brasil, Venezuela y Ecuador para conseguir contratos de compra o venta de asfaltos a empresas estatales.

Sargeant Marine y sus empresas filiales pagaron sobornos a un ministro de Brasil, así como miembros de alto rango del Congreso y ejecutivos de Petrobras para obtener contratos de venta de asfalto. Para realizar el soborno se establecían consultorías falsas con intermediarios de sobornos. "Después de recibir facturas falsas, envió transferencias internacionales desde cuentas bancarias de Sargeant Marine a cuentas bancarias extraterritoriales a nombre de empresas ficticias controladas por los intermediarios de sobornos".

En el caso de Venezuela, entre 2012 y 2018 sobornaron a cuatro funcionarios de PDVSA para obtener información privilegiada y por su ayuda en la gestión de contratos. Se manejó el mismo proceso que Brasil con el establecimiento de consultorías falsas.

El documento del Departamento de Justicia señaló que Sargeant Marine admitió que sobornó a un funcionario de Petroecuador en el 2014 para obtener un contrato, allí se contrató a un intermediario con "estrechos vínculos con un responsable de la toma de decisiones en Petroecuador y luego pagó comisiones al intermediario de sobornos de conformidad con un acuerdo de consultoría falso".

Se revelaron los nombres y cargos de cinco de las personas que desempeñaron un papel importante en el plan de sobornos, sin embargo, ninguno de ellos tenía una relación directa con la situación en Ecuador.

"La resolución de hoy, junto con los cargos que el departamento ha presentado contra personas involucradas en los esquemas ilegales de Sargeant Marine, demuestra el compromiso continuo del departamento de mantener a las empresas y sus ejecutivos responsables de la corrupción internacional", dijo en el comunicado el secretario de Justicia Auxiliar Interino, Brian C. Rabbitt. (I)