A dos años y dos meses de que el exagente de inteligencia, Raúl Chicaiza, rindió su testimonio anticipado en en el caso por el plagio del activista político Fernando Balda, ocurrido en Colombia en 2012, y en el que fue sentenciado como autor en Ecuador, él asegura que el caso fue político, que no se dio el secuestro de Balda y que aunque dice que recibió presiones para que involucrara a superiores y del Ejecutivo se mantiene en que todo lo que dijo en su testimonio anticipado es verdad.

Desde Argentina y por casi dos horas, Chicaiza dio a conocer que había pedido a ese país a inicios de agosto el refugio, debido a peligros que corría su vida y porque no se le habría cumplido con los acuerdos y preacuerdos a los que llegó con la justicia como parte de la cooperación eficaz que entregó en el denominado caso Balda y por ser parte del Programa de Víctimas y Testigos.

Según Chicaiza, detrás de todo la presión política en este caso estuvo el expresidente del Consejo de Participación Ciudadana transitorio (CPCCS), Julio César Trujillo, y el exasesor presidencial Santiago Cuesta. Lo que supuestamente buscaban era que Chicaiza involucre a otras personas en la cadena de mando y del Ejecutivo, pues si no lo hacía, no le aprobarían la cooperación eficaz y la obvia reducción de la pena.

"Del 100% del testimonio anticipado el 95% es real, nadie lo esta negando, y el 5 % es una presión política donde si no metíamos o no hacíamos lo que decía el presidente del CPCCS no se nos otorgaba la cooperación eficaz", indicó el exagente, quien al ser consultado si era inocente o no en el caso Balda el expresidente Rafael Correa, también procesado en este caso pero con un llamado a juicio interrumpido por estar prófugo de la justicia, respondió que eso no le podría decir porque no es ni juez ni parte.

Sobre si se debería entender que es mentira el 5% del testimonio anticipado del caso Balda en el que dice hubo presión política, el exagente de la Secretaría Nacional de Inteligencia aclaró que él esta diciendo verdad.

Felipe Rodríguez, abogado de la víctima de este caso, calificó todo como parte de un "show político"; mientras que Balda en su cuenta de Twitter señaló: "A última hora se le echa para atrás y reafirma que todo lo que dijo en el juicio es verdad. Faltó $, no serán tacaños, o se dio cuenta el lío en que se metía".

Chicaiza anunció que en esta semana hará conocer una serie de documentos, filmaciones y audios que tendría para comprobar la injerencia política que tuvo el caso Balda. (I)