El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aceptó este jueves la nominación del Partido Republicano para un segundo mandato, ante una multitud en los jardines de la Casa Blanca y en un país en carne viva por la pandemia del coronavirus y las tensiones raciales.

"Mis conciudadanos, esta noche, con un corazón lleno de gratitud y optimismo ilimitado, acepto profundamente esta nominación para la presidencia de Estados Unidos", dijo Trump.

Cientos de personas se congregaron en las inmediaciones de la Casa Blanca para una “manifestación de ruido y una fiesta de baile” con el objetivo de ahogar el discurso de Trump.

Publicidad

“Espero que nos escuches, Trump”, gritó el líder de popular grupo musical local TOB. La banda tocó música Go-Go, una variante del funk emblemática de la capital del país, mientras se dirigía hacia la Casa Blanca.

Trump pronunció su discurso de aceptación desde el Patio Sur de la Casa Blanca como parte del acto final de la Convención Nacional Republicana. Uno de los manifestantes sostenía una pancarta con la leyenda: “Pesadilla en Avenida Pennsylvania”, calle en la que se ubica la residencia presidencial.

Los manifestantes portaron mascarillas debido a la pandemia de coronavirus, pero no mantuvieron el distanciamiento social. “Hagan algo de ruido si quieren opacar a Trump”, dijo el organizador de la protesta, Justin Johnson.

Publicidad

Hubo una fuerte presencia policial, pero la manifestación se mantuvo pacífica. En un momento, Johnson le agradeció a la policía por permitir que el grupo musical y los manifestantes pasaran una barricada. Después de una breve ovación de la multitud, dijo: “Es todo. Es todo lo que recibirán”.

La manifestación fue notablemente más pequeña que las protestas que cimbraron a la capital hace unos meses, tras la muerte de George Floyd a manos de la policía de Minneapolis.

Publicidad

Se espera que la familia de Floyd y familiares de otras personas de raza negra que fueron víctimas de violencia policial participen este viernes en la conmemoración de la Marcha de Washington de 1963, que encabeza el reverendo Al Sharpton y Martin Luther King III. (I)