El Gobierno, a través del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda busca darle un nuevo empuje al programa Casa para Todos. Esta mañana, el ministro del ramo Julio Recalde, anunció que existen disponibles para entrega de crédito hipotecario, al menos $ 1164 millones, justamente para viviendas de interés social (desde $ 23 000 hasta $ 71 000) y de interés público (desde más de $ 71 000 hasta $ 91 000)

Es que el Gobierno ha conformado un fideicomiso al que aporta con 40% de los recursos, y que equivale al momento a $ 538 millones; mientras que Banco Pacífico y las Mutualistas Pichincha y Azuay aportan con fondos del 60%. Así el fideicomiso ha alcanzado los $ 1350 millones, pero solo se han colocado $ 184 millones.

El ministro también informó que en el segmento 1 de este tipo de vivienda (casas gratuitas para personas vulnerables) se han construido 28 824 casas pero están en ejecución 41 677 viviendas. Estas se construyen con el apoyo de fondos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), el China Development Bank (CDB) y el Bede.

En cambio los créditos se aplican a primeras viviendas, con tasas del 4,99% y 5% de entrada, a 25 años. Esto para casas que cuestan entre $ 23 000 y $ 40 000, con posibilidad de un bono del Ministerio. El segmento 3, con casas de más de $ 40 000 hasta $ 71 000 ya no tiene acceso al bono, pero sí las mismas condiciones de plazo, tasa y cuota inicial. Las casas que cuestan desde $ 71 000 hasta $ 91 000 mantienen las mismas condiciones, pero ambos segmentos tienen restricciones sobre los límites de ingresos familiares, distintos.

Entre tanto, Mutualista Pichincha anunció que ha constituido un cuarto fideicomiso para la colocación de nuevos créditos VIP y VIS por $ 60 millones, en el plazo de un año. Juan Carlos Alarcón, gerente de la entidad dijo que al momento ya se han colocado $ 70 millones para este tipo de créditos, con un promedio de $ 37 000 por operación crediticia.

Por su parte, Andrés Baquerizo de Banco del Pacífico informó que continuará con la entrega de este tipo de hipotecarios y que hasta el momento se han entregado $ 120 millones. Además tienen un producto especial para constructores.

Fernando González, gerente de Mutualista Azuay, por su parte dijo que el crédito sí ha fluido en estos meses, pese a las restricciones económicas; pero además hizo votos para que el próximo Gobierno, cualquiera este sea, mantenga la iniciativa.

Entre tanto, la viceministra de Trabajo, Carla Navarrete, dijo que el sector de la construcción ha sido muy golpeado en la pandemia. De tal manera que en los primeros ocho meses del año habido al menos 33 000 actas de finiquito de contratos en construcción. De todas manera, dijo que se ha mirado una recuperación en los últimos meses y que actualmente existen en total 144 000 contratos en esta actividad.