El papel de los menores en el contagio del coronavirus es mayor del que se pensaba, de acuerdo al informe Pediatric SARS-CoV-2: Clinical Presentation, Infectivity, and Immune Reponses, traducido al español como "SARS-CoV-2 pediátrico: Presentación Clínica, Infectividad y Respuestas Inmunes", desarrollado por médicos y científicos del Massachusetts General Hospital (MGH) y del Mass General Hospital for Children (MGHfC).

“En el estudio más completo de pacientes pediátricos con COVID-19 hasta la fecha, los investigadores proporcionan datos críticos que muestran que los niños juegan un papel más importante en la propagación comunitaria de COVID-19 de lo que se pensaba anteriormente”, señala un artículo publicado en The Harvard Gazette.

Incluso, el nivel de carga viral presente en los niños, es superior al de los adultos que se encuentran en estado avanzado del coronavirus, algunos de ellos hospitalizados. “Se demostró que los niños infectados tenían un nivel significativamente más alto de virus en sus vías respiratorias que los adultos hospitalizados en la Unidad de Cuidados Intensivos para el tratamiento de COVID-19”, destaca la investigación, publicada en The Journal of Pediatrics.

Publicidad

Los niños son una posible fuente de propagación del virus.

“Los datos muestran que aunque los niños tienen un número menor del receptor del virus que los adultos, esto no se correlaciona con una carga viral disminuida, lo que significa que son más contagiosos, independientemente de su susceptibilidad a desarrollar la infección por COVID-19″, señala la publicación.

El estudio podría generar un retroceso en algunos países donde se está planteando la opción de retomar las clases presenciales. De acuerdo a la investigación, es probable que los niños con COVID-19 no se enfermen tan gravemente como los adultos. Sin embargo, pueden propagar la infección en sus hogares.

Publicidad

Precisamente en Guayaquil se generó el jueves pasado cuando la alcaldesa de la ciudad, Cynthia Viteri, dijo que no aceptará un plan piloto propuesto por el COE Nacional para un retorno voluntario a las aulas.

“Si las escuelas reabrieran completamente sin las precauciones necesarias, es probable que los niños jueguen un papel más importante en esta pandemia”, concluyen los autores. (I)