De forma unánime, la tarde de este viernes, los jueces de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) Iván León, Dilza Muñoz y David Jacho declararon culpable del plagio ocurrido en Colombia contra el activista político Fernando Balda a Pablo Romero, secretario Nacional de Inteligencia (Senain) del Gobierno del entonces presidente Rafael Correa. La pena impuesta es la máxima que prevé el delito: nueve años.

La sentencia oral llegó contra Romero a un mes de que el Tribunal de Juzgamiento entró en fase de deliberación y a 21 meses de que fuera llamado a juicio junto al expresidente Rafael Correa y los exagentes de inteligencia Raúl Chicaiza y Jéssica Falcón. Desde noviembre de 2018 la etapa de juicio en contra de Romero y Correa quedó interrumpida, debido a que ambos eran prófugos de la justicia y el delito de plagio, según la norma vigente, no puede ser juzgado en ausencia.

Según el área de comunicación de la CNJ, el Tribunal determinó que Pablo Romero es autor mediato del plagio conforme el artículo 62 numeral seis del Código Orgánico Integral Penal (COIP).

Fernando Balda, víctima del secuestro ocurrido en Bogotá, Colombia, en 2012, dijo que la sentencia impuesta por el "secuestro agravado" es la más importante hasta ahora en este caso. Aseguró que la sentencia contra Romero es el "eslabón que enlaza la cadena de mando criminal ente los ejecutores del secuestro y el expresidente Rafael Correa".

La sentencia dispuso la publicación de la sentencia en uno de los diarios de mayor circulación a cargo del sentenciado, disculpas públicas de Romero en un medio de comunicación de alcance nacional, la colocación de una placa en la institución que reemplazó a la Senain que diga: "el sistema de inteligencia y contrainteligencia del país jamás puede estar destinado a perseguir ciudadanos ,sino a protegerlos".

Además el Tribunal definió como reparación integral a la víctima $ 1, pues así lo solicitó Felipe Rodríguez, abogado de Balda.

En este caso fueron sentenciados en 2019 los exagentes Chicaiza y Falcón y recibieron una pena mínima pues fueron cooperadores eficaces de la Fiscalía. Inicialmente la pena para los dos exagentes fue de nueve años, pero debido a que la cooperación entregada por los procesados fue de importancia para la resolución de la causa la pena se redujo a 21 meses y 22 días de reclusión menor, la cual ya cumplieron.

Romero llegó extraditado desde España a Ecuador el 21 de febrero pasado, debido al proceso vigente que existía en este caso. El exlíder de la Senain permanece desde esa fecha en el Centro de Privación Provisional de Libertad (CPPL) El Inca, al norte de Quito. (I)