Ana Cusme y Laura Tigua desde el mediodía del lunes viven el peor momento de sus vidas. Buscaban hasta tarde de este martes los cuerpos de sus hijas, Génesis y Kimberly, las dos niñas que se bañaban en el canal de la muerte y que habrían sido arrastradas por la corriente.

El cuerpo de una de las niñas, cuya identidad aún no ha sido precisada, fue descubierto cerca de las 17:00 de este martes. Las menores ahogadas tienen 9 y 14 años y eran vecinas.

Los policías primero revisaron el canal en la zona de Voluntad de Dios, la cooperativa donde viven las familias.

Publicidad

Allí no se encontró ningún rastro de las menores, por lo que este martes se continuó rastreando el canal que desemboca en la represa El Azúcar.

Las familias contaron que tres niñas se bañaban sin permiso de sus padres cuando la de 9 años habría sido arrastrada por la corriente y que la otra menor, de 14, quien sí sabía nadar, habría intentado rescatarla.

Una tercera niña que las acompañaba corrió a su casa para avisar que se ahogaban.

Publicidad

Un hombre que pasaba en una motocicleta intentó rescatarlas, pero no las alcanzó.

Varios policías a bordo de una lancha revisaban en el agua con ayuda de palas. (I)