Un monitoreo de esta semana de efectivos de la Armada del Ecuador, en el borde de la Zona Económica Exclusiva Insular, encontró 260 embarcaciones que forman una flota pesquera internacional, compuesta en su mayoría de barcos procedentes de China.

Una zona exclusiva es la franja de mar que empieza en una costa y se extiende por 200 millas náuticas. Los barcos extranjeros pueden pasar, pero no pueden realizar ninguna labor productiva o científica sin la autorización del país al que le pertenece toda su riqueza natural, mineral e ictiológica (que incluye las especies marinas que comúnmente se pescan para consumo humano).

"El Comando de Operaciones Navales mantiene una constante vigilancia de los espacios marítimos para lo cual ha utilizado las aeronaves de la Aviación Naval para realizar exploración aeromarítima en la Zona Económica Exclusiva Continental e Insular, encontrándose en este momento de forma presencial la corbeta misilera “LOJA”, en la ZEEI, que relevó a la corbeta misilera “MANABÍ”, buque que cumplió la misión de mantener el control del área marítima jurisdiccional", había dicho en un comunicado la Armada.

La División de Análisis Marítimo del Comando de Operaciones Navales es la que se encuentra en la zona monitoreando si hay movimientos sospechosos.

Publicidad

El contraalmirante Daniel Ginez Villacís, comandante de operaciones navales, comenta que el monitoreo que se hace en la zona es parte del trabajo que se hace normalmente a las embarcaciones ecuatorianas y al detectar en las proximidades estos barcos a las zonas del país, tanto insular como continental, se ha puesto en marcha un seguimiento mayor, tanto en el mar -con corbetas y helicópteros o aviones enviados desde la costa- como de forma satelital.

Ginez comenta que antes de estar al sur de la zona insular el grupo de barcos estuvo en frente a la zona continental. Usualmente lo que hacen es que vienen desde sus continentes y llegan al sur, frente a Perú y comienzan a subir.

De acuerdo con el contraalmirante, no se ha realizado ninguna pesca de estas embarcaciones. Además de que indica que estos barcos lo que hacen es perseguir los bancos de peces, los cuales son migratorios, por eso se quedan en las áreas donde los encuentra con mayor facilidad y abundancia.

"Este recorrido lo están haciendo en los últimos y circulan en las aguas internacionales, en alta mar, haciendo sus faenas de pesca, que de alguna manera tienen esta cercanía a nuestras zonas exclusivas dado que hay una riqueza ictiológica importante", dice Ginez.

Agrega que la Secretaría de Pesca deberá hacer un stock de la pesca y por otro lado tener la coordinación del ministro de Defensa y del ministro de Relaciones Exteriores para que hagan los seguimientos de la situación con sus pares de otros países, especialmente de China.

Antecedentes de casos similares

En el 2017, el buque chino Fu Yuan Yu Leng 999 fue detenido por navegar en la Reserva de las islas Galápagos con 300 toneladas de pesca.

Veinte ciudadanos de nacionalidad china, que eran tripulantes del barco, fueron sentenciados con prisión y condenados a pagar una suma de indemnización.

El delito por el que se procesó a los tripulantes fue tenencia y transporte de especies protegidas, que está tipificado en el artículo 247 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que trata sobre los delitos contra la flora y fauna silvestre. El buque chino fue incautado.

En abril del 2019 el gobierno ecuatoriano también dispuso a las Fuerzas Armadas el envío de buques y aviones a Galápagos para resguardar la soberanía del país cuando hubo la presencia de flota pesquera con bandera china que se encuentra en los límites del mar territorial que rodea a las islas. (I)