"Antes del COVID-19 solo utilizábamos el internet de la casa para chatear en los celulares, ahora lo usamos para tres laptops y una computadora de escritorio, para que dos adultos trabajen y dos adolescentes estudien".

Es el relato de Karen Franco, quien a inicios de abril aumentó de 10 megas a 20 megas su plan para cubrir la nueva demanda de su familia y por el que paga $10 más.

Hasta la segunda semana de marzo contar en el hogar con internet fijo era necesario, pero opcional: 47 de cada 100 hogares en el Ecuador lo tenían, según cifras del Ministerio de Telecomunicaciones (Mintel).

Publicidad

Sin embargo, desde el 17 de marzo el servicio se convirtió en esencial debido a la cuarentena declarada por la pandemia del COVID-19 que obligó a alrededor de 425 000 empleados de más de 6000 empresas, públicas y privadas, a trabajar desde sus hogares.

Además a 2,5 millones de estudiantes del régimen Costa y Galápagos a recibir clases online desde el 1 de junio; y a 1,5 millones que finalizó este mes en la Sierra y Oriente.

En el plazo de un trimestre, de diciembre de 2019 a marzo pasado (incluyendo los primeros 13 días de cuarentena), el número de cuentas creció un 1,5 %, desde 2,09 millones hasta 2,12 millones de cuentas, es decir, 30 642 cuentas nuevas.

Publicidad

Esto se refleja en un incremento de aproximadamente el 40 % de tráfico de datos en internet fijo, durante las semanas de aislamiento, según el monitoreo que efectúa semanalmente la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (Arcotel), a partir del 2 de marzo pasado a través de una herramienta de Business Intelligence (BI), con la finalidad de constatar la estabilidad del servicio de internet fijo y móvil avanzado.

Sin embargo, desde la semana del 2 al 8 de marzo hasta la del 18 al 24 de mayo existe el pico más alto, 63 % de incremento, pero un decrecimiento del 12,54 % en las últimas semanas de mayo.

Publicidad

"Este comportamiento se evidencia en diferentes países, debido a que las actividades van retomando a su comportamiento normal", explica el Mintel.

Las empresas que ofrecen el servicio de internet fijo, como Claro, CNT, Netlife, entre otros, también registraron una mayor demanda durante el período de cuarentena.

Por ejemplo, Netlife pasó de un 15 % de participación de mercado en marzo del 2019 al 17,5 % en marzo pasado.

"Este crecimiento se debe principalmente a la gran aceptación del servicio que ofrece Netlife en los hogares ecuatorianos", aseguró Xavier Moreano, gerente nacional de Marketing de la firma, quien aseguró que durante la pandemia se vio un aumento del 30 % en el uso del internet y también en la contratación del servicio.

Publicidad

A marzo del 2020 Netlife registró 371 000 servicios de internet y en mayo 398 000 servicios, según Moreano.

Por su parte, la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), registra que a partir del 17 de marzo, una vez declarada la cuarentena en el país, colocaron 4172 servicios de internet fijo a nivel nacional; y además 12 600 abonados mejoraron sus planes de 20 y 30 megas desde marzo hasta la actualidad.

Sin embargo, también tuvieron una reducción del 1,28 % en la cifra de abonados de internet fijo durante el confinamiento.

"En febrero de 2020, contabilizamos 838 561 clientes de internet fijo, mientras que al cierre de abril del 2020 alcanzamos los 827 794 abonados", señala la empresa que pese a la pérdida de 10 767 abonados lidera el mercado de internet fijo con el 41,36 %, según a Arcotel.

Claro pasó de ocupar el 10 % del mercado de internet en hogares en marzo del 2019 al 11,2 % a finales de marzo pasado -durante la pandemia-.

La empresa aseguró que el consumo de datos en internet experimentó un crecimiento del 50 % sobretodo en consumo de aplicaciones de entretenimiento de videos on demand, colaboración como Teams, Zoom, entre otros.

Sin embargo, reclama el incremento de la carga tributaria.

"La sostenibilidad de la conectividad en circunstancias tan difíciles cómo las actuales requiere de la solidaridad compartida entre las empresas y el Gobierno, más aún cuando el sector de telecomunicaciones de Ecuador tiene la carga tributaria y regulatoria específica más alta de toda la región, la cual incluso se incrementó desde inicio de este año con el Impuesto a los Consumos Especiales (ICE) que se impuso a los usuarios de los planes móviles", señala la empresa.

También expone reparos a la prohibición generalizada de no suspender servicios por falta de pagos, "incluyendo a quienes si pueden pagar, mientras se obliga a las empresas continuar pagando IVA, ICE y otras cargas sobre facturas impagas".

Mientras, pese a que Movistar no ofrece servicio de internet fijo en el país, empezaron a comercializar planes Solo Datos, a través de su red móvil. "Tenemos opciones desde $15 + impuestos, que se pueden adquirir solo la línea, o con dispositivos (Tablet, Modem MIFI o teléfono)", promocionó la marca.

Crecimiento por provincias

En tanto, la provincia con mayor crecimiento de cuentas de internet fijo es Tungurahua con 8.9% de crecimiento trimestral (de enero a marzo). Y en términos del crecimiento anual, Santa Elena, Tungurahua y Cañar lideran el ranking, con 16 %, 13,9 % y 13,7 %, respectivamente.

En cambio, las provincias con menor cobertura de acceso a internet fijo son aquellas que presentan una menor densidad del servicio por hogar: Los Ríos (4,9 %), Esmeraldas (5,4 %) y Sucumbíos (5,5 %). (I)