Tras 18 intervenciones, el Pleno de la Asamblea concluyó el primer debate del proyecto de Ley Reformatoria a la Ley Orgánica de Movilidad Humana, esta noche.

Los puntos más debatidos fueron la inadmisión y la deportación de los ciudadanos extranjeros que hayan cometido delitos en su país de origen o en territorio ecuatoriano. Además, de los impuestos para menaje y los pasaportes diplomáticos.

Ximena Peña (AP) señaló en que están de acuerdo en que hay que tener controles, pero Ecuador no se puede comportar "peor" de lo que se portan otros países con los ecuatorianos y dijo no estar de acuerdo con entregar pasaportes diplomáticos a ex ministros, ex embajadores y a familiares de asambleístas.

Publicidad

René Yandún (BIN), expresó que en Carchi se ha convertido en el lugar de la discordia, en Tulcán hay miles de ciudadanos venezolanos, cuya permanencia causa un grave malestar social y económico y ahí las leyes y acuerdos no funcionan, "prevalece la inequidad".

En tanto, Luis Pachala (CREO) señaló que ya existen países que piden a los ciudadanos que quieren ingresar demostración de la solvencia económica para subsistir en el país y propuso reforzar disposiciones legales sobre la expulsión de ciudadanos extranjeros y prohibir el retorno al país por diez años de ciudadanos que alcancen penas de hasta 5 años y de manera indefinida a ciudadanos con penas de más de diez años. "Equilibrio entre libertad y movilidad", agregó.

El trámite del proyecto regresa a la Comisión de Soberanía y Relaciones Internacionales para que elabore el informe para segundo y definitivo debate.